José Daniel Espejo

En sus intervenciones poéticas públicas, como la denominada nada hay puramente sin filtrar, explora los límites del género superponiéndolo a lo audiovisual, la música en vivo y el spoken word.