Paco Camallonga Andrés

Soy Paco Camallonga Andrés, ilustrador, moderador digital, y de formación académica arquitecto de la Universidad Politécnica de Valencia, aunque mi pasión toda la vida ha sido dibujar. En paralelo, siempre me he venido formando, nunca he dejado de ilustrar, de crear comics y personajes; sin embargo, tuve miedo al arte y decidí que la arquitectura podría tener un futuro más estable, miedo que la crisis económica del 2008 me arrebató; intenté ejercer exclusivamente la arquitectura por dos a tres años, pero como no salía mayor cosa, empecé a plantearme el dedicarme a mi pasión: ilustrar, así que poco a poco fui metiendo mi cabeza en las Fallas de Valencia.

Para quienes no las conozcáis, son un arte efímero, unas esculturas que se plantan en la calle una semana en el mes de marzo, y cuando pasa dicha semana, las quemamos. Somos un poco animales (ríe). Antiguamente eran en cartón y madera, y hoy en día de poliestireno expandido con estructura en madera. Yo lo que hago dentro de este mundo es el diseño y modelamiento digital de estos monumentos, para posteriormente pasarlo a las personas que ejecutan estas obras, que aquí les llamamos los “artistas falleros”, que no son otra cosa que sus escultores. También he trabajado en el mundo de la animación, los videojuegos y los juegos infantiles, actualmente estoy terminando una novela gráfica ambientada en la Valencia del siglo XX desde la guerra civil hasta los años 80’s, una novela que -si todo sale bien- se presentará a inicios del 2021.

¿Cómo pueden los artistas visuales aportar a la generación de conciencia social y ambiental?

Como todas las artes o vías de expresión los ilustradores tenemos el talento de potencializar visualmente los mensajes, así que considero muy fácil llegar a la consciencia de las personas de golpe con un dibujo; no es por menospreciar otros artes ni mucho menos, pero, por ejemplo, con la literatura debes adentrarte en el texto, con la ilustración puedes captar inmediatamente la atención de la gente y transmitir el mensaje deseado. Entonces creo que es una herramienta muy potente, no solo para concienciar acerca de problemas sociales y de ecología, sino para expresar situaciones propias del Ser.

¿Qué aportes puede sumar un artista visual en épocas de Navidad (además sumada a la crisis por la pandemia)?

Como ya dije antes, somos un vehículo visual muy importante para transmitir crítica y protesta, así como risas y felicidad. Y más que nunca en unas navidades como éstas, muy distintas a lo que veníamos acostumbrados. Sobre todo, que estamos tan inmersos en la realidad digital y las redes sociales. Así que lo mejor es transmitir buen rollo, ensueño y humor a través de ilustraciones, expandiendo good vibes a todos.

¿Por qué retratas animales? ¿Qué te transmiten, y qué esperas transmitir?

La verdad es que me gusta mucho representar animales en mis ilustraciones ya que uno de mis principales referentes es Akira Toriyama, y él lo hace a la perfección. Cómo le da ese espíritu humano a animales que expresan emociones y situaciones que una figura humana no consigue, porque al final te debes ajustar a unas proporciones para que no quede algo grotesco y, sin embargo, los animales te dan la facilidad de desproporcionarlos, expresar más facciones y que luzcan naturales. Uno de mis comics favoritos es Blacksad de Juanjo Guarnido, y ahí, pese a ser animales humanizados que de primeras puede lucir algo infantil, se trata de una novela negra policiaca brutal.

Falla grabador esteve

Esta figura, como decimos en Valencia, Minot, forma parte de la Falla: Grabador Esteve, que no se pudo exhibir públicamente debido al tema del Covid19 y las restricciones. Pues bien, de todas las Fallas, un Minot se lleva a una exposición y se vota cuál será el mejor, y será el único que se salve de ser quemado en marzo. Esta fue la propuesta que llevamos a la exposición junto con el artista constructor Paco Giner. Lo que queríamos transmitir era el encanto de los dos músicos callejeros con sus animales de compañía entrañables. Crear una estampa agradable, pero generando sensibilidad sobre el asunto.

Yakuza

Este gato Yakuza o Samurai, también nace del mismo lugar de ilustradores, un reto de junio de 2019. No sé, siempre me ha llamado la atención el tema Yakuza, y cuando salió ese reto de una vez imaginé esta raza gatuna que carece de pelaje (Sphynx), y que su aspecto me semeja a un gangster, todo tatuado, con una actitud muy malota.

Monete Skater

Este dibujo nace de un reto del año 2020 en un grupo de ilustradores en redes sociales, llamado “Animal Skatepark”, y nada, me decidí hacer un monete skater con un look muy californiano de los años 90’s, con el típico cielo de amanecer/atardecer, en una avenida de playa, escuchando Blink 182, una de mis agrupaciones musicales de infancia.

Ojos de un niño

Este es un diseño para la Falla infantil Músico Gomis 2020, y por la misma circunstancia, tampoco ha visto la luz. La hice con el artista constructor Vicente Gomar. Con esta Falla queremos representar el mundo a través de los ojos de los niños; lo que nosotros vemos como cotidiano o normal, ellos lo transforman siempre en algo fantástico. De montañas a gigantes con hadas en sus espaldas.

Zorro

Esta ilustración también pertenece al reto para ilustradores, es del mes de noviembre de 2020 y se titula Fox Adventure. Siempre he estado muy influenciado por Akira Toriyama, y en esas estampas que crea con paisajes, su trazado, me inspira mucho. Y quise transmitir su esencia y espíritu aquí como un homenaje, integrándolo con mi estilo y mi técnica. Y siendo un zorro me pareció bien esgrimir su entorno natural desértico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba