Marlly López

Soy directora de producción y artista del Teatro Musical de Colombia. También soy Actriz profesional formada en la Universidad de Antioquia.

Puedo decir que en el desarrollo de mi profesión he ido forjando habilidades que en un principio se ma- nifestaron como gusto. Sin embargo, cuando entro a este grandioso mundo del teatro a enfrentarme con la escena, con las historias, con los personajes, me doy cuenta de que todas esas cosas que me han gustado las puedo juntar o al menos profundizar en ellas desde mi oficio de actriz. El canto y la voz de doblaje, la danza y el teatro son algunos de mis intereses y en ellos me he sumergido para potenciar mi trabajo como actriz. Sí, me encanta bailar. Sí, me encanta cantar. Sí, me encanta brincar, correr, “miquear” (modismo colombiano). Y bueno, de algo sirvió; mi trabajo actoral y de dirección va muy encaminado a la indagación de la escena desde el cuerpo, lo que hace que la escena se vea desprovista de un texto guía y dé lugar al camino que labra el cuerpo, donde la acción se vuelve protagonista.

Al cabo de varios años de trabajo llego al Teatro Musical de Colombia, la compañía con la que actualmente trabajo y en la que me proyecto como artista y creadora. Allí me puedo desplegar desde la danza, las estructuras corporales, el canto y la actuación. Todo para un mismo montaje, un espacio de creación en el que puedo expresar mis habilidades y aprender cada vez más; como lo dije anteriormente: todo inicia como un gusto y poco a poco se va forjando, profundizando y creciendo. Eso ha sido Teatro Musical de Colombia para mí, un lugar de aprendizaje impresionante en el que mi voz junto con mis otros Talentos, han crecido, se han pulido y fortalecido.

He tenido la oportunidad de viajar a diferentes ciudades y países con variadas puestas en escena, he sido invitada a participar en festivales de teatro y coloquios y esto ha generado una riqueza cultural en mi perspectiva del arte. Viajar siempre te hace crecer, te hace aprender.

Me ha encantado siempre la poesía, en mi pensamiento podría decir: ¿a quién no? pero sabemos que a demasiadas personas les aterra. Pues bien, me apasiona y me libera, me encanta leerla y me reta escribirla. Llevo una recopilación de poemas que he escrito hace un tiempo, en realidad los escribo hace mucho, pero jamás los recopilaba, hasta que un día dije: ¿qué estás haciendo, por qué no reúnes lo que escribes? Y desde ahí empecé a reunirlos todos. Ahora estoy muy enfocada en la escritura de poesía erótica y otras pulsiones del amor. Espero en algún momento publicarlos.

¿A qué le temes como actriz o directora?

Le temo a dejar de pararme ahí, en las tablas, porque es algo que me apasiona, me mueve, me impulsa y dejar de hacerlo sería la muerte. Siempre he dicho: El teatro es como nacer, por eso soy actriz. Si no nazco cada vez, ¿qué vida puedo vivir?

¿Qué es para ti la oscuridad?

¡Vaya pregunta! Me encanta. La oscuridad es el lugar de encuentro. Pero ¡ojo! No estoy diciendo: es UN lugar de encuentro sino EL lugar de encuentro. Allí convergen todas las ideas, los demonios, los mundos, infinidad de universos que podemos explorar y vivir… y por eso le tememos, porque en ese lugar de encuentro descubrimos cosas que nos aterraría ver. Sentimos cosas que desconocemos, vemos cantidad de “fantasmas” que creemos que nos van a espantar, a hacer daño, cuando en realidad lo que quieren es encontrar un camino que recorrer.

¿Reflejas tu oscuridad o la oscuridad del mundo cuando actúas o diriges?

¡Por supuesto! Reconozco en mí pulsiones que no se dejan ver en una simple conversación, en una salida al parque o en el natural desarrollo de la vida. Pulsiones que pueden ser negativas ante los ojos del mundo. Pulsiones que son equilibrio en algunos momentos y fugas en otros. La escena dirigida y actuada tiene toda la posibilidad de poner la oscuridad necesaria que sublima una pulsión, incluso encontramos en esa oscuridad la forma de reflejar la escena y habitar el mundo desde otro enfoque.

¿Consideras que la oscuridad es necesaria en la balanza del ser humano, algo natural e inherente a éste, y entonces debe ser explotada y visibilizada en la vida real y las historias del teatro?

Absolutamente sí, creo que me adelanté un poco a esta respuesta, en las respuestas anteriores; pero, en efecto, la oscuridad es inherente al ser humano, está ahí, palpita conmigo, me habla en las noches, me ofrece caminos, me muestra otros yo y eso es absolutamente necesario. Sin Caos no hay creación. Imagínate todo color de rosa. Terriblemente aburrido. Todos tenemos perversiones, eso es algo que nos acompaña; negarlo es lo que implica que estalle en violencia, sublimarlo es el camino que ofrece el arte para transformarlo y reconocerlo.

Háblanos más acerca de este gran proyecto: Teatro Musical de Colombia.

Somos una compañía productora de espectáculos fundada en Medellín en el año 2012, con el objetivo de posicionar en nuestra ciudad (Medellín) el formato de teatro musical de una manera auténtica e innovadora. La creación ininterrumpida de espectáculos originales nos ha llevado a desarrollar un estilo único, que rompe los cánones de los musicales convencionales, cimentado en un alto despliegue visual, musical y de puesta en escena que hace tan llamativo este formato a nivel mundial. Teatro Musical de Colombia se proyecta como una plataforma de desarrollo artístico y creativo para el posicionamiento del teatro musical a nivel local y nacional. Hemos emprendido una labor de proyección cultural a través de nuestros espectáculos, fomentando la realización de piezas artísticas que interrelacionan el teatro, la música, la danza y la plástica; nuestros espectáculos están cargados de pasión, emotividad, y magia, misterio y encanto. Son dignos de recordación, en los que la música habla a través del teatro.

Dentro de los espectáculos independientes del Teatro Musical de Colombia hay una línea ligada a nuestra fascinación por el horror, el suspenso, la oscuridad que implica actos de relevancia. De ahí que nuestra Ópera prima sea “La Tonada Siniestra” un espectáculo que une las líneas argumentales de 4 de los más aterradores cuentos de Edgar Allan Poe en una sola historia, donde se evidencian demonios, perversiones, oscuridades que nos entrega el autor y que resaltamos poniéndolas en algunos de los personajes. También “Herbert West: El Reanimador” inspirado en la saga de cuentos El Reanimador de H.P Lovecraft, con la que creamos una nueva trama llena de intriga y suspenso, que centra su pregunta alrededor del misterio de la vida después de la muerte. En el año 2018 incursionamos en la creación de series web a través del lanzamiento de una propia, original, llamada “EN NEGRO”, la oscuridad donde todo puede ocurrir, donde la magia se hace obra de arte. Primera serie web en formato de teatro musical del país. Esta serie fue lanzada en nuestro canal de YouTube y, a la fecha, ya cuenta con dos temporadas. La serie recibió el premio “Caja de Pandora 2019” en la categoría de “Mejor VideoClip Experimental” por su capítulo “El Cuerpo” (Ver capítulo “El Cuerpo” —> https://youtu. be/LRoEZd0CWOg )

¿Por qué la TV no debe reemplazar el Teatro?

La televisión no llena de sudor la cara de los espectadores ni procede del acto ritual que invita a la comunión o al disenso. La televisión es una ventana de entretenimiento que se olvida de la mirada de los dioses… y alejándome un poco de esta mirada romántica que acabo de dar, la televisión ha sido concebida desde los cortes que unen las partes y eso hace que la vivencia del espectador se construya con otro artificio muy diferente al del en Vivo y en Directo. El teatro no puede compararse con el cine o la televisión porque se mueve en terrenos diferentes: la persecución de los lenguajes audiovisuales como el video, la televisión o el cine trata de proporcionar experiencias de realidad simulada capturadas para la pantalla. El teatro, por su parte, pudiendo estar en la pantalla prefiere apostar por la meteorización de la realidad.

Consideramos que el arte debe ser resiliente. ¿Cuál es el reto ahora con el tema del Covid?

El arte es parte de la experiencia humana y no se acabará porque haya una pandemia. El arte podrá hacer se en cada hogar, por cada persona, en sus miles de presentaciones. Mientras haya humanos, habrá arte. Ahora, la actividad artística que se filtra a la mecánica comercial (sin necesidad de que tal cosa sea negativa o deba decrementarse) encontrará la forma, sea lenta, dolorosa, fácil o rápida, de acomodarse a las dinámicas que la humanidad misma o el entorno le impongan, y de esa manera nosotros asumiremos cada movimiento que debamos hacer.

¿Temen al nuevo escenario (digital) o se readaptan rápidamente?

No. No hay ningún temor al escenario digital, pues desde antes de la pandemia, nuestro deseo estaba puesto en la realización de productos audiovisuales tan potentes, que generara la atracción de diferentes públicos a nivel mundial. Ya tenemos una estrategia que seguimos ordenadamente para adaptarnos y continuar con el ejercicio constante de la creación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba