Marina Carmona

Soy Marina Carmona, española, y soy cantante. Algunos me llaman “Edith Piaf del flamenco”. Aunque mis orígenes musicales provienen de “la saga habichuela” (la saga eterna del flamenco en Granada), empecé mi carrera de educación musical en Miami. Allí fue donde descubrí mi pasión por los escenarios y pude investigar diferentes estilos musicales con los que descubrí mi propio estilo.

En miami comencé mi carrera cantando clásico, y mi primer talento fue descubrir que soy “mezzo soprano”. Terminé mi carrera en Miami Dade College. Me gradué con honores participando en el gran musical de “In the heights”, donde pude también descubrir mi gran pasión por el teatro musical.

Podría decir que la primera vez que compartí escenario con mi padre en el teatro real hizo de éste un lugar tan mágico que me hizo sentir como en casa. Quizás fue el escenario, quizás la compañía de mi padre. Artistas como Alejandro Sanz, Niña Pastori o Vanesa Martin también me han brindado experiencias tan cálidas que me he sentido como en casa.

El día 5 de noviembre (2020) lancé mi primer single “Te voy a amar”, una fusión de sonidos rítmicos como la Bulería y la Chacarera, que lo único que te da ganas es de bailar. Con esta canción pretendo darme a conocer un poquito más y empezar a contar mis historias a través de mis canciones.

Marina, para ti, ¿qué tanto complementa al artista el apoyo de su familia?

Mi familia es mi pilar, quienes siempre están para decirme tanto lo bueno como lo malo, y ayudarme a mejorar; eso es una bendición. Tengo mucha suerte de crecer con y estar rodeadas por grandes músicos y artistas pues siempre obtengo de ellos los mejores consejos.

¿ Cuál consideras que es el rol actual de los artistas en la sociedad?

Los artistas son los conductores de sentimientos, creo que son las personas indicadas para poder contar historias o sentimientos ocultos. Son los pequeños ríos que dan forma al territorio social, llevando historias, sentimientos, frustraciones y alegrías hasta la desembocadura con el mar. Allí toda esa humanidad se diluye y se entremezcla con otros géneros musicales, otros artes y oficios.

Los artistas siempre fueron influenciadores, pero ahora los (renombrados) influenciadores se vuelven artistas (también llamados así). Pero, y ¿qué ocurre con el mensaje sociopolítico o ambiental? ¿En manos de quiénes queda?

Creo que la música siempre ha estado rodeada de influencias tanto musicales como personales. Lo único que tienen en común los influenciadores digitales y los músicos, es que cuentan historias con las que la gente se siente identificada, cuanto más cercano más nos gusta lo natural.

¿Cuál es tu mayor deseo como artista?

Lograr expresar todo lo que llevo dentro a través de mis canciones, conectar con mis oyentes y viajar a través de sus corazones, y que la gente me vea como realmente soy, sin filtros, con mi verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba