Julián Kraljevich

Mi nombre es Julián Kraljevich, entre mis talentos se encuentran la composición y producción musical, todo esto lo compagino gestionado proyectos musicales de artistas emergentes desde sus cimientos hasta etapas posteriores como planificación, estrategia y marketing.

Me formé inicialmente en la Universidad Nacional de Quilmes en la carrera de Licenciatura en Música y Tecnología qué complementé con cursos online en instituciones prestigiosas como Berklee online y Google entre otros.

Conocí a Santiago Tavella, bajista de la banda uruguaya, El Cuarteto de Nos, la cual siempre fue una influencia musical muy importante para mí. También conocí al renombrado pro- ductor Tweety González, el cual trabajó con artistas como Gustavo Cerati.

La plataforma de la cual estoy más orgulloso actualmente es el sello discográfico que fundé, UPM Music Innovation, donde creamos un equipo de trabajo para ayudar a artistas emergentes a gestionar sus proyectos musicales de forma arancelada o bien con contenido gratuito presente en nuestro Instagram, @ upm_ok o como en nuestro canal de YouTube.

Además, desde UPM, apostamos a la innovación tecnológica, ya que apoyamos distintos proyectos que involucran el arte y la tecnología.

Nuestros proyectos actuales consisten, como siempre, en llevar a los artistas (por encima del sello) a obtener una visibilidad mucho mayor y cambiar el paradigma del público sobre la validación que se tiene de ciertos proyectos musicales mainstream o famosos ya que por el monopolio que existe de los sellos más grandes, es muy difícil lograr un espacio en los medios ya que estos últimos son totalmente rehenes de las millonarias pautas que pagan las grandes discográficas para que siempre los mismos artistas estén en pantalla o sonando en la radio.

Por otro lado, estamos trabajando en innovaciones tecnologías a la hora de la seguridad de los artistas en los escenarios dada la fragilidad de infraestructura que se encuentran en establecimientos a la hora de tocar. También estamos apoyando iniciativas de nuevos soportes y formatos para disfrutar la música.

Dentro de nuestros proyectos futuros se encuentran la posibilidad de escalar el sello en todas sus formas para poder realizar festiva- les musicales para otorgarle más visibilidad a artistas emergentes sean o no partícipes de nuestro sello, entre otros proyectos.

Los siete grandes valores de la navidad son: humildad, gratitud, generosidad, solidaridad, perdón, reconciliación y renacimiento ¿Cuáles de estos se están entregando en la industria musical hoy en día?, ¿En qué géneros musicales se perciben más dichos valores y en cuáles géneros musicales, menos?

Mirando con buenos ojos y a los artistas indicados, creo que se podrían encontrar todos éstos valores, principalmente la gratitud, la humildad, la generosidad y la solidaridad, son un denominador común en la escena emergente argentina, ya que, actitudes como prestarse instrumentos o equipamientos en un show compartido con otra banda/artista o mostrar solidaridad y apoyo ante una injusticia siempre están a la orden del día.

Entrando en los géneros musicales es algo bastante subjetivo, pero en donde haya una búsqueda genuina de un sonido propio, hay valores fuertes cómo los que se nombran. En cambio, donde se busca el sonido, estructura o estética de moda, solo se buscan valores monetarios y popularidad.

Julián, en tu rol como productor musical ¿Cuáles consideras que son las tres mayores corresponsabilidades que tiene alguien en tu cargo? Teniendo en cuenta que los artistas imprimen su emocionalidad en sus creaciones. Y, ¿Qué ocurre con estos lazos interminables cuando se trata de “artistas hechos” por la propia industria y no por vocación?

La responsabilidad más importante y más difícil hoy día, es lograr que artistas que tienen una concepción antigua de la industria musical, (en- tiéndase por antigua, de que sólo se difunde el material tocando, por ejemplo) puedan adaptarse y generar contenidos, ideas y actitudes para la NUEVA industria musical, que necesita si o si utilizar las redes sociales, la interacción digital y demás recursos para poder difundir un material y obtener los mismos o más resultados que antes, con las viejas estrategias o convenciones.

Generalmente, cuando hay un intento de “crear un artista” sólo por cuestiones económicas, se fracasa, sólo hay pocos casos en los que el poder, dinero y persuasión son tales, que terminan generando una base de fans grande que consume su producto.

Tarde o temprano el artista en si se cansa de estos manejos o si es una agrupación se rompe. Sin ir muy lejos tenemos el ejemplo de One Direction, que, hablando en criollo, tomaron a un grupo de modelos perfectos, hegemónicos desde donde se lo miren, se les enseñó un poco a cantar, se les crearon canciones que entran cómo por un tubo a lo que esperan las adolescentes y ese fue el resultado.

Tiempo después, Harry Styles, utilizó la fama del grupo, pero lanzó su material propio, y ahí se notó realmente un proyecto serio, con una búsqueda más personal y genuina.

Las dos caras de un mismo proyecto, bien definidas.

Qué consideras que hace falta en la industria musical desde todas las orillas (artista, productor, manager, otros roles de la producción musical y de la cadena comercial) para conseguir una verdadera unión entre artistas sobre causas socioambientales? Son pocas las veces que se unen y siempre hay gobiernos y sensacionalismo como pretexto para estos escenarios, ¿Por qué?, ¿Cuáles son los impedimentos y qué actores los imponen?

Hoy en día, al menos en Argentina, lo que falta es un ente regulador serio, que realmente haga valer la ley de música para que se escuchen en los principales medios, artistas emergentes junto con los mainstreams de siempre.

Por otro lado, se tiene que terminar el ego de los artistas, ya que eso provoca siempre una grieta y desigualdad de intereses, además que éstos artistas son los que hacen girar la rueda de la corrupción y mafia de pseudo-productores de shows, que cobran cifras exorbitantes para poder figurar en algún medio (a la madrugada cuando nadie ve) o en algún show (siendo los quintos o décimos teloneros del artista principal).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba