Juan Francisco Fernández de Gea

Nació en el Municipio de Cehegín , Murcia, España, hoy con 21 años, nos introduce a los inicios de de sus versos con esta breve explicación.

Si es cierto aquello de que uno vuelve a nacer cuando empieza a escribir deberíamos cambiar el 1998 por 2015. A mis 16 años empecé a coquetear con el verso, poco a poco fueron surgiendo poemas de amor, más adelante los temas fueron variando : la pérdida, la amistad, el silencio, la noche, la familia, el miedo, la soledad, la alegría, el verano y los campos de cultivo, todo ha tenido un espacio en mis poemas.

A los 18 años empecé a estudiar periodismo en la Universidad de Murcia, en la ciudad descubrí un local llamado Ítaca y empecé a leer mis poemas. Desde entonces, he publicado poemas en revistas como El vuelo del flamenco o Cuerno de la luna y he recitado en multitud de escenarios. He colaborado además en el festival internacional ‘Grito de mujer’ y soy miembro del colectivo ‘Versos y Alquimia’

Algunos de mis poemas están publicados de forma completamente gratuita en la plataforma para revistas digitales Issuu dentro de la página de ‘El zorro ediciones’ bajo el nombre de Singularidades, una pequeña plaquette maquetada por mi mismo.

LA CUARENTENA EN 4 MOVIMIENTOS

PRIMER MOVIMIENTO

Esta mañana me he levantado
y he descubierto al invasor

~Bella Ciao

La cárcel siempre había estado ahí,
acechándonos como a una presa,
inundando nuestra vida de lugares-precipicio.

Vivíamos en la eterna perpetuación del simulacro,
fingíamos un ir y venir de mujeres y hombres
libres y ahora es cuando estamos despertando.

La tierra ha pausado un ciclo irrevocable
y ha vuelto a ella una magia antigua
que nos ha permitido observar los barrotes.

La lija es, sin duda alguna, la inocencia,
la ausencia del poder, el fin de la violencia
y el eco de las voces cuando canten
todas al mismo tiempo Bella Ciao.

SEGUNDO MOVIMIENTO

Características de los lugares-precipicio:

Cuando estamos frente a uno, lo negamos.

La infancia consiste en percibirlos lo menos posible.

Son los reinos que nos niegan la inocencia.

A los jóvenes nos impiden hablar de ellos “Tú es que no sabes nada de la vida”

Conforme pasa el tiempo nos vamos olvidando de que existen.

Dentro de ellos habita la rutina.

Parecen lugares seguros.

Están rodeados de lugares-simulacro (Casas de apuestas, Mc Donalds, latas de Coca-Cola, cigarrillos Winston…)

Delimitan el contorno geográfico de la trampa.

Para percibirlos no es necesario leer a Marx, basta con haber nacido pobre.

Suceden.

TERCER MOVIMIENTO

La ciudad en silencio sin los coches,
la ciudad en silencio sin las gentes,
y el cielo, más azul que nunca
limpio por el silencio inmutable
hasta las veinte horas de la tarde.

Parece que la bestia se ha escondido,
hace falta entrar a hurtadillas
en las fábricas, en los campos de cultivo,
en los supermercados y en los hospitales
para darse cuenta de que existe.

 

CODA , ROMANCE Y NANA

Duermen ciudades enteras
y duermen hasta los bancos,
sobre las ondas del sueño
voy caminando descalzo.

La lluvia no moja a nadie,
el hambre desola barrios,
niños sin juguetes, tristes.
se encierran en sus cuartos.

El tiempo se vuelve espeso:
entre el silencio cerrado
miles de manos vacías
que han olvidado el esparto.

En los campos de cultivo
medio país hace frente
y lucha en cruenta guerra
a cuchilladas calientes.

J. Francisco Fdez. de Gea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba