Jacobo Celnik

Escritor, periodista de la Universidad de la Sabana, la pasión por la música ha llevado a Jacobo Celnik a escribir sobre su amor al rock es por eso que ha publicado varios libros entre ellos están: Rockestra (Taller de Edición Rocca, 2013), Satisfaction (Aguilar Colombia y México, 2015) y Bob Dylan. A las puertas del cielo (Libros Semana-EPM y Taller de Edición Rocca, 2017), La causa Nacional, Los 80 volver al futuro y su último gran lanzamiento “Melómanos, historias de una obsesión”.

Es Jefe del departamento de Lenguaje del Colegio Colombo Hebreo de Bogotá y docente universitario. Es conferencista de El Club El Nogal y de la Agenda Cultural del Gimnasio Moderno.

Escribe habitualmente en la revista Arcadia, en la revista Hashavua y es columnista de la separata Generación del diario El Colombiano de Medellín. Fue Coordinador Cultural y Director de Relaciones Públicas del Fondo de Cultura Económica Filial Colombia y Siglo del Hombre Editores.

Tuvimos la oportunidad con Este escritor para responder algunas preguntas.

¿Qué te llevó a escribir tus libros?

Tal vez una necesidad de compartir historias acumuladas, desde el 2009 al 2010, yo tenía pensado algunas ideas, tenía algunos contenidos acumulados, como entrevistas reportajes, reseñas de música así que quise lanzarme y empecé a tocar algunas puertas muy tímidamente, éstas no se abrieron de inmediato, es así que en el 2012, trabajando en el Fondo de la Cultura Económica y a raíz de algunas conferencias de Rock que dictábamos con Andrés Durán, alguien nos hizo mención de por qué no escribir un libro de estas conferencias, me quedé pensando que deberíamos buscar algo diferente, le propuse a Andrés hacer una antología conjunta de las entrevistas, porque intuía que entre ambos, teníamos un buen número de personajes entrevistados, Andrés aceptó.

Empezamos ya el proceso de gestión editorial, inmediatamente después inicié a tocar puertas, hablé con Norma, con una editorial en España que se llamaba T y V editores, que afortunadamente no se dio, ahora lo veo desde esta óptica, porque el año pasado 2019, esa editorial fue señalada de no pagar las regalías de sus autores, de retenerles y robarles.

Estando en una reunión con amigos, unos de ellos eran dueños de la editorial Rocca, les conté que estaba en gestiones de publicar mi libro, se entusiasmaron con la idea, el proceso duró casi un año, y se materializó en el año 2013 el resultado fue Rockestra.

A este libro yo lo veo como una llave que me abrió muchas puertas, fue muy exitoso, agotó la primera edición, es así como la editorial hizo una segunda edición que se agotó en dos años, fueron 2000 ediciones que para temas de libros de rock es un número en ventas muy importante y halagador.

Desafortunadamente la relación con Andrés y con la editorial salió facturada ya que siendo una editorial independiente, sabemos que ellos casi trabajan con las uñas y se toman su tiempo para hacer los pagos de las regalías, así que este matrimonio lo veía innecesario.

Para el año 2014, recuperando los derechos de mi libro, quise mover Rockestra a otra editorial más grande y fue cuando llegué a Pingüin Random House, yo ya conocía Gabriel Iriarte de sus años en Norma, de hecho yo ya le había propuesto Rockestra, pero justamente en ese momento Norma quebró y cerró.

Hice el acercamiento con Gabriel y le conté que tenía los derechos de Rockestra, él me dijo hagámoslo, entonces cogí mis 11 entrevistas y le sume 19 inéditas, ese es el origen de Satisfaction, que como ya les dije es mi segundo libro y el que más he vendido, ha tenido un éxito en diferentes países de América, en la edición mexicana llegó a vender 5000 ejemplares, esto a corte del año 2019, en la versión colombiana ya va por encima de los 2500, que son números muy asertivo para el libro.

En el año 2018 se convirtió en el quinto libro más vendido en el eBook para Pingüin Random House Latam.

Es por eso que Satisfacción me llena de alegría ya que se mantiene vivo que eso es muy importante.

Éste ha sido el proceso de escritura de mis libros, contar historias, compartir mi conocimiento, buscar siempre contenido diferente para llenar vacíos y aportar sobre todo excelentes historias a la gente.

¿Cuál te tomó más tiempo escribir y por qué ?

Ha sido “La Causa Nacional”, me tomó más de un año, inicialmente iba a hacer un libro de antologías de músicos del rock colombiano, pero después, yo decidí, que lo iba volver un libro polifónico sobre la historia del rock en Colombia, es decir que recuperara la voz de los diferentes actores que han sido protagonistas de este rock en mi país, este fue un libro de mucha investigación ya que tuve que hablar con más de 100 personas, hacer las entrevistas, y transcribir todos los audios de ellos, finalmente fue un libro complicado de armar por la cantidad de información y sobre todo que debía verificar ya que no había referente alguno para validar, éste libro me ha dado mucha satisfacción también.

¿Tienes algún otro hobbie?

Soy un apasionado por la música, coleccionar rock, especialmente británico, soy coleccionista completista, es decir si me gusta un grupo por ejemplo Duran Duran, aunque tenga discos flojos, intento tener todo de ellos, en este momento estoy recuperando algunas cosas que dejé pasar de bandas norteamericanas como Steely Dan y artistas como Bruce Springsteen, leo mucho, sobretodo ficción y no ficción, me gusta el cine e intento sacar espacios para poder verlo.

¿Qué opinión tienes acerca de cómo será el rock después de esta pandemia y qué futuro le ves?

El rock como cualquier otro tipo de género, ha tenido picos, en este momento, el rock vive de su catálogo, tal vez el presente en cuanto a creatividad y producción no es el más halagador, los ritmos urbanos han contaminado el planeta, no quiere decir que no exista, existe y vive con fuerza entre un nicho; le pasa lo mismo que el jazz, no es que se murió Milles Davis, el último gigante del jazz y se murió este ritmo, no, sólo ha tomado otro rumbo de nicho, aunque Herbie Hancock y otros más, siguen vivos, ya no tiene la fuerza que tenían en el 59 ó 60 cuando Milles Davis o John Coltrane estaban activos.

El rock existirá y coexistirá en el tiempo.

Un mensaje para los futuros escritores

Que lean bastante, que perseveren y que escriban mucho, la disciplina es fundamental, “escribir rápido, corregir lento” como dice Vargas Llosa; leer y ver oportunidades, estar alerta a ellas, aportar en contenidos, no repetirlos. Lo más importante de un escritor es tener disciplina, pasión, rigurosidad, perseverancia y leer mucho definitivamente.

¿Qué planes tienes para después del confinamiento?

Por ahora, enseñaré a escribir, ya que se ha multiplicado mi trabajo Online, tengo tres libros andando, ya todos contratados así que hay que sacarlos adelante.

Seguir escribiendo esa es mi pasión.

MELÓMANOS HISTORIAS DE UNA OBSESIÓN

Sinopsis

Pocas cosas despiertan en los seres humanos tantas pasiones y sentimientos encontrados como la música, pero mientras para la mayoría es sencillamente un pasatiempo, para otros se vuelve la razón de su existencia. Y dedican años a buscar y atesorar objetos y recuerdos que giran alrededor de su obsesión más preciada.

En este libro, Jacobo Celnik, melómano incurable, pasea por la vida de un adicto a los Rolling Stones que sufre de insomnio porque su colección está incompleta; una esposa herida que toma medidas desesperadas para deshacerse de los discos de su futuro exmarido; un heroinómano que se consume su colección de rock; un enfermo terminal dedicado a llenar su apartamento de discos antes de morir; y una adicta al sonido en vivo, que a punta de ingenio y valentía, logra presenciar algunos de los eventos más importantes del rock sin pagar un centavo.

Así, guiado por estanterías, pulgueros y sótanos, explora los aspectos emocionales y psicológicos del amor por la música, y retrata con nombre propio las historias de quienes cambiarían su reino por un disco, para sacudir esa incurable e inagotable obsesión que casi siempre termina en delirio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba