Espacio del Director Volumen 6

comics, books, superheroes-999504.jpg

HOMENAJE A SUPERHÉROES DEL MUNDO COMIC.

Lo primero que deseo aclarar, tanto como escritor independiente como redactor para La Moda del Ocio, es que las cinco historias que encontrarán a partir de este momento están basadas en personajes cómicos de todos los tiempos. Mi intención dista de plagiar la creación de alguien más, sino más bien pretendo homenajear a tan maravillosa inventiva con un poco de mi propio talento: escribir

El primer capítulo es la justificación de la trama, y se centra en el villano contra el cual los superhéroes deberán luchar en esta ocasión. Este personaje es de autoría propia, así como otros que insertaré para darle dinamismo y propiedad a la historia. Los cinco capítulos posteriores narran las batallas a las cuales nuestros héroes se ven enfrentados; y finalmente, el capítulo siete, concluye la pequeña saga.

PRIMERA PARTE: “ANACHRONIC”, EL DIOS SUPREMO.

Episodio 1. El Nacimiento.

Universo Membrana 478, Sector Épsilon. Un ser ha nacido. En el momento mismo en el que su madre dio a luz, una fluctuación temporal consumió medio
planeta, y la raza de los Mog, casi ha sido extinta.

“Debemos matarlo. Es hijo de un dios, si se entera vendrá a reclamarlo o asesinarle, y en ambos casos nos condenará a todos; si no v i e n e , el niño mismo arrasará con el planeta”.

Unos segundos más tarde sus presuntos asesinos sufren alteraciones en su cuerpo, y mientras uno se vuelve un bebé, el otro se convierte en un anciano y muere aplastado por el peso de la gravedad del planeta. La madre del niño, que ahora luce de poco más de 5 años, decide lanzarlo al vacío en una cápsula a propulsión que se retroalimenta con un nódulo giratorio dentro de un pequeño compartimento al vacio.

El Sector Épsilon es una lámina de lo que astrónomos y calculistas de la Grecia Antigua describieron como tetraedro universal; básicamente consideraban al multiverso como diferentes láminas de un todo en expansión, pero en algo más que solo tres planos, sin considerar que pudiera curvarse o que estuviera sometido a la fuerza de la gravedad. Consideraban que el universo completo tendría distintas realidades superpuestas, y que nosotros éramos una de estas caras. Entre más nos desplazáramos en cierto sentido más cerca estaríamos de otro universo; claro que para ello tendríamos que desplazarnos a una velocidad superior a la inflación.

El recién nacido, hijo del dios del tiempo y un ser de raza Mog, había adquirido habilidades similares a su padre. Sin embargo, algo terrible sucedería más adelante, en nuestra realidad y nuestro tiempo, debido al capricho del destino. El pequeño vagó por varios sectores del universo, desde Épsilon hasta Gamma, luego a Kappa, Sigma, Ómicron, Xi, Rho, y finalmente llegó al nuestro: Delta.

Durante su recorrido por estas secciones del multiverso, se vio envuelto en situaciones que le desarrollaron un juicio negativo sobre las formas de vida inteligentes, cualesquiera que fueren. Le satisfacían las formas de vida no inteligentes, y anhelaba liberarles y liberarse de estos captores. Habiendo pasado ciento quince años de vida, el hijo del dios del tiempo había llegado a nuestra realidad, y por supuesto, se acercaba cada vez más al planeta tierra.

Episodio 2. ¡Yo Soy Anachronic!

Año 132 después del nacimiento del ser divino. Spiderman estira una gran hebra
de telaraña, de la cual pende un tiradero de basura; Electró se lanza hacia él
disparando rayos desde sus muñecas. En ese instante un resplandor les ciega
la vista, y un meteorito cae estrepitosamente a la ciudad. Spiderman apenas si
logra preparar un par de colchones antes de ser arrojado varios metros por
la onda explosiva. Electro se acerca al asteroide y descubre que se trata de
una cápsula. El contenedor se abre y se asoma una pequeña silueta. –“Pero
si se trata de un niño! ¿Qué hace un enano como tú aterrizando en la ciudad
en ese aparato?” Y en cuanto se aproxima es influenciado por el poder
del semidiós, envejeciendo unos 20 años en cuestión de segundos.
Observa que el ser extendió la mano en ese momento, comprendiendo que es el causante de esta repentina senectud.

–“Hey, cálmate. No te haré daño. Déjame llevarte a un lugar seguro. Ese sujeto que ves allí tirado despertará en cualquier momento y te lastimara”.

Spiderman retoma la conciencia y los ve alejarse, así que lanza una micro telaraña con un chip de geoposición a Electro, y vuelve a caer desmayado

El villano lleva a este enigmático personaje al desagüe, y tras un recorrido de una hora llegan a un laboratorio instalado en la antigua estación de trenes de la New York antigua. Allí aguardan cuando menos quince villanos más. Algunos de ellos fueron convocados de emergencia. Electro presenta al ‘pequeño’, les cuenta lo sucedido y les indica que será un arma excelente para derrotar a varios de los superhéroes que los asedian.

Spiderman por su cuenta llega hasta el laboratorio, y al percatarse del grupo de villanos regresa a casa y cita a varios superhéroes para que apoyen. Algunos de los que llegan son Hulk, Agent Venom (su amigo Flash Thompson), Marv (de Sin City), Ghost Rider, Raphael (Ninja Turtles), Green Lanter, y por supuesto su gran amigo Wolverine. Por añadidura llegan Nick Fury, Avispa y Hank Pym, liderados por supuesto por Nick, ya enterado de la situación.

Al cabo de tres días los superhéroes se dirigen juntos a la guarida. Al entrar se percatan que todo está destrozado, y un par de cuerpos (lagarto y octopus) yacen en el suelo, envejecidos; solo lagarto está con vida, debido a su longevidad tan solo perdió fuerza tras los más de 60 años que al parecer le fueron arrebatados a ambos. –“Es un demonio”, susurró, y poco después perdió la vida debido a las lesiones. En una pared estaba escrito con sangre: “He aprendido suficiente de la vida inteligente. Es hora de recomenzar el conteo”.

Hank lleva el cuerpo de Lagarto a su laboratorio y conecta su cerebro a una máquina. En una pantalla aparecen imágenes de los últimos sucesos ocurridos en la vida del villano. Se observan cerca de sesenta villanos reunidos en aquella guarida, y a Magneto discutiendo y arrojando objetos hacia el “niño” en medio del gran salón. Luego de esto todo se torna confuso. Apenas se logra apreciar a Sabertooth, Cráneo Rojo, Lex Lutor, Ozymandias y Dr. Doom reducidos al tamaño de un feto, mientras el Joker, Mister Frío, Emma Frost, Morrigan Aensland, Shredder, Ras Al Ghul, y Ultrón, son transformados en huesos secos que se quiebran por su propio peso. En el caso del androide, éste se oxida a una velocidad que no logra regenerar hasta pudrirse y convertirse en un latón al que el niño extrajo su cerebro artificial para utilizar la información pertinente a estos seres con poderes particulares. Luego, la imagen en la pantalla se nubla.

Los superhéroes se miran entre sí. Se preguntan a qué se enfrentan, y cuáles son las intenciones de aquel aparente infante. Deciden convocar una reunión mundial de superhéroes, en el orbe que flota sobre el planeta tierra: el salón de la Liga de la Justicia. A ella asiste, un total de 50 superhéroes, el dios Thor, quien llega incluso sin ser avisado, con el rostro apesadumbrado y con un mensaje de su Padre, Odín: – “Humanos, temed. El fin del multiverso ha llegado. Reunid sus fuerzas y acabad con el descendiente del dios del tiempo. Los dioses no intervendrán; sin embargo, la existencia de mi hijo Loki también fue borrada. Thor, junto con algunos de mis mejores guerreros, servirán en esta batalla”.

La sala, luego de guardar un silencio acucioso, estalla en un frenesí de preguntas, acusaciones y propuestas, desde investigar más a fondo al personaje, detener inmediatamente, encerrarlo en otra dimensión, y asesinarle. Superman y Visión toman la vocería del grupo. Visión hace un anuncio: He visto a esta entidad, no humana, venir desde otros universos; existe en el futuro y en el pasado, y todos los tiempos para él son el mismo presente, solo que no es consciente de ello, pero está a punto de serlo. Quienes deseen venir a esta misión, despidanse de sus seres amados, porque en varias realidades todos nosotros somos asesinados, esperemos que esta no sea una de ellas. Y antes de que surja un alboroto Superman toma la palabra: según he conversado con Visión, este personaje no es maligno, está confundido; a lo largo de su existencia ha sido manipulado y sometido por la crueldad de quienes le rodean. Por ello propongo que un equipo de avanzada me acompañe para conversar con el.

Batman se ofrece para ir con Superman, y propone que Visión los acompañe. Dr. Manhattan interviene: estuve analizando trazas de energía en la guarida, detecté una actividad asociada al vacío cuántico; al parecer tiene que ver con los poderes de este sujeto. Tendré que analizarlo detenidamente, pero diría que puede almacenar energía y materia, y transportarlas hacia cualquier punto en el tiempo, más no el espacio. Definitivamente nos tiene la ventaja. El Dr. Strange le propone a Manhattan que visiten una de las dimensiones en las cuales el ser en mención estuvo. Ambos parten.

Paralelo a la cumbre de Superhéroes, el semidiós se encuentra meditando en el
desierto. Debatiéndose entre sus pensamientos. Es consciente de que su propio
criterio es uno solo, y que podría tomar una decisión errada con respecto a la
vida inteligente, y decide crear cinco entidades, a partir de las fuerzas elementales de este universo, para asi juzgarle. Estos personas son:

1. Gravman: Capaz de controlar la gravedad, y de cierta manera tener influencia sobre los flujos emocionales de las personas, con un singular encanto. Es el más centrado de todos.

2. Gaugeman: Capaz de manipular objetos pequeños, del tamaño de partículas elementales, logra manipular la realidad de la materia, y convertir cualquier objeto o ser vivo en lo que plazca. Esta transformación, empero, le toma cerca de 5 segundos. Está asociado a la fuerza nuclear fuerte, por lo que discute bastante con su hermano Gravman.

3. Gaugewoman: Esta entidad con forma femenina controla la fuerza nuclear débil; en otras palabras, puede manejar la electrodinámica a escala microscópica, y liberar enlaces cuánticos de la materia. Básicamente cada vez que toca a alguien, puede hacerlo implosionar o estallar a escala nuclear, desatando una reacción en cadena. Una sola persona puede arrasar un área de 5km a la redonda. Es la hermana gemela de Gaugeman.

4. El Magman: Controla la fuerza electromagnética, tanto a nivel macroscópico como celular, así que puede manipular incluso las trazas de metales contenidas en la sangre
y los músculos, puede mover objetos pesados
y manipular el entorno en un radio de 5m. Es
el menor de los hermanos. No se la lleva bien
con ninguno, y es altamente caótico.

5. Higgman: Nacido del Bosson de Higgs, el mayor de los cinco entes, capaz de controlar la información, y reescribir los sucesos del presente, manipulando tanto materia como energía; su única debilidad es que debe manipular situaciones o elementos particulares.

El Ser divino les saluda: Bienvenidos a la existencia consciente, mis hijos, aliados y servidores. ¡Yo soy Anachronic! Su creador. Intencionalmente, y con el objetivo de ser más racional y justo con la vida inteligente, a quien he pensado condenar a su extinción en todos los sectores del universo, los he traído a la vida para que me sirvan en el juicio. Este plano del espacio tiene una cantidad alta de seres con habilidades superiores al resto de la vida inteligente que he conocido en los otros planos, salvo por algunas fuerzas en las que encontré resistencia, en un planeta llamado Oa, y un ser galáctico con quien libré una pequeña pero interesante contienda; fue aquella entidad quien me persuadió de llevar a cabo un juicio. Por esta misma razón he decidido dividirme en dos entidades.

En ese instante Anachronic se dividió en dos partes: Parachronic y Procronic. Uno de ellos se quedó con su séquito, y el otro emprendió un viaje hacia otro universo.

Episodio 3: Salón de la Liga de la Justicia:

Al salón llega Guy Garner, sosteniendo a Silver Sulfer en brazos; se encuentra malherido. Apenas logra ponerse de pie lanza una advertencia: “Galactus ha muerto. Ciertamente no comprendo si está muerto o nunca existió. Fue borrado del tiempo, incluso siento que me estoy olvidando de él”. Linterna verde agrega: “mi planeta Oa, y el consejo supremo fueron borrados también. Esta es la peor amenaza que hayamos enfrentado nunca”.

Dr. Strange y Dr. Manhattan regresan de su viaje interdimensional con un mensaje: “Cinco universos fueron borrados. Nuestro sujeto es hijo del dios del tiempo. Su nombre es Anachronic, y tiene el poder de manipular la existencia misma, pasado y futuro. Puede borrar todo el multiverso si así lo prefiere; sin embargo, luego de su batalla contra Galactus, este semidiós se concentró en la tierra, y estuvo meditando acerca de una justificación mayor para acabar con la realidad, condenar únicamente a toda vida inteligente, o acabar selectivamente con algunos seres».

Spiderman interrumpe: “Superman, Batman y Visión ya fueron a buscarle. Si el vidente, el superfuerte, y el superinteligente, no pueden con él, dudo mucho que un Hulk nos ayude… Está bien, está bien, ¡esperemos que tengan éxito!”.

Cuando la triada de superhéroes llega al desierto a reunirse con la entidad, encuentren a Procronic, junto con sus creaciones, y un sujeto volando sobre ellos, quien inmediatamente lanza un ataque en contra del semidiós. ¡Es Parallax! Superman alza vuelo hacia allá y Visión le grita: “No ¡Detente Superman!” En el instante en que el kryptoniano se acerca, Procronic, confundiéndose con uno más de los villanos que constantemente lo asedian, extiende su mano derecha y lo convierte en Superboy; con la otra mano está reduciendo los poderes de Parallax, transformándolo en quien fue en algún tiempo: Hal Jordan.

Batman y Vision se acercan al grupo. El Magman atrae al murcielago hasta él, hace un pequeño corte en su brazo, y de la sangre forma una lanza con la que atraviesa al lado, empalándolo y suspendiendolo ante los ojos atónitos de Superboy y Vision. El niño de krypton se lanza sobre El Magman cuando una voz femenina detrás de él le dice “lo siento pequeño”, Gaugewoman hace implosionar a Superboy. Visión intenta escapar a otra
dimensión, pero Higgman reescribe el momento, y lo regresa a esta realidad,
mientras Gaugeman cambia la composición del androide, volviéndolo humano.
Él, empero, corta uno de sus dedos antes de que esto ocurra y lo arroja al suelo
junto con la gema del infinito adherida a éste”…

Algunos de los superhéroes del cuartel arribaron al lugar del siniestro para comprobar lo que ya temían. El cuadro de Batman atravesado por una lanza que gotea su propia sangre es atroz; el cuerpo de Visión también está tendido y sin vida en el suelo. Iron Man encuentra la gema y la conecta a su brazo derecho. Jarvis muestra un par de imágenes de Procronic y su séquito, y reproduce un mensaje de voz: “Hay que detenerlo a toda costa. Ya es tarde para enseñarle a distinguir el bien y el mal. Es todo o nada”. Pero además de esto, proyecta una pequeña grabación en donde el Ser divino ordena a sus creaciones que se ubiquen en posiciones diferentes dentro del planeta tierra, para abrir un portal a la dimensión del pasado, donde se encuentra Paracronic, y contarle lo sucedido, esperando tomar la decisión final respecto a la existencia de toda vida inteligente.

Los superhéroes deciden formar equipos de diez integrantes (salvo el de Spidy), e ir tras los súbditos del, ahora, enemigo, y detenerle a toda costa.

El primer equipo, conformado por Jesse Custer (El Predicador), Agent Venom (Flash Thompson), Marv (Sin City), Tom Strong, Ghost Rider, Hulk, Wolverine, Avispa, Tormenta, y Raphael (Tortugas Ninja), liderados por Spiderman, permanece en Norteamérica, tras la pista de Gaugewoman. Por supuesto que Peter Parker puso por nombre “El Equipo Arácnido”.

El segundo equipo, conformado por Spawn, Denny Colt (The Spirit), Blade, Hell- boy, Leonidas, Dr. Manhattan, Lobo, The Sandman, y La Cosa, liderados por Cable (hijo de Cíclope y Jean Gray, quien irá en busca de la venganza por la muerte de su madre convertida en Phoenix), se dirigen hacia Sur América, tras la pista de Elmagman. Se hicieron llamar “El Equipo Oscuro”.

El tercer equipo, autoproclamado “Los Justicieros”, conformado por Spider Jerusalem, Dick Grayson (Nightwind), Kickass, Punisher, Juez Dredd, Pantera Negra, Constantine, Daredevil, El Comediante, y Thor, comandados por Nick Furia, viajan al continente africano en busca de Higgman.

El cuarto equipo: “Los Superdotados” -impuesto alegóricamente por Deadpool-, conformado por él mismo, Shazam (Capitán Marvel), Mujer Maravilla, Usagi Yojimbo, Dick Tracy, V de Vendetta, Animal Man, La Cosa del Pantano, y Hank Pym, liderados por Bucky Barnes, quienes viajan a Europa para detener a Gravman.

El quinto equipo (sin nombre particular), conformado por Supreme, Namor, Dr. Strange, Rorschach, (Watchmen), Super Ratón, Flash (Barry Allen), Silver Surfer, Iron Man, y Linterna Verde (Guy Garner), dirigidos por el Capitán América, quienes se trasladan hasta el continente oriental, a la isla de Japón, a derrotar a Gaugeman.

SEGUNDA PARTE: BATALLAS.

Episodio 4. Gaugewoman VS Hulk – El Equipo Arácnido.

Luego de que cada grupo parte hacia continente distinto, el Equipo Arácnido viaja a las montañas tras la pista de Gaugewoman, quien se encuentra sobre un acantilado, contemplando el paisaje. Jesse Custer, Tom Strong y Agent Venom se acercan a ella de frente; el predicador va caminando con sus manos en los bolsillos, como si esperase ser recibido con naturalidad, mientras Thompson contiene a Venom en su espalda. Desde lo lejos Marv apunta con un rifle de precisión.

“Así que tú eres una de las seguidoras del nuevo mal que acecha a la humanidad”, menciona Jesse, pero no consigue llamar su atención. “Estamos aquí para negociar contigo. Queremos entender lo que ha ocurrido con nuestros amigos: Superman, Batman y Visión, antes de declarar la guerra con tu señor. No tiene por qué haber más lamentaciones”, dijo con un tono seco y sereno Tom Strong. A lo que la criatura, que apenas torció la cara hacia atrás, respondió: “Los observó detenidamente, y todos hacen lo mismo. En mayor o menor grado todos cometen un error tras otro, sin aprender o esforzarse por hacerlo. Los vigilantes elementales fuimos creados para contemplar la vida inteligente y dar nuestro parte al gran Anachronic. Tengo entendido que, en este plano del multiverso, los seres humanos son la vida inteligente más desarrollada, y según veo, también la más violenta, así sea menos salvaje”. –“No todos son malos” vocifera Thompson, “Y para impartir justicia estamos noso- tros, los héroes, aquí”. –“Juzgas a los tuyos, ¿y te enorgulleces por ello? Las razas deben siempre permanecer unidas, en equilibrio con el universo. Deben ser toda buena o mala, como unidad y como sistema, para poder jugar un papel importante en los macrosistemas que le suceden. Esto solo demuestra que no están preparados, o que son innecesarios. Como forma de vida inteligente han fracasado. Es hora de borrarlos”.

Gaugewoman levanta sus brazos, y una ciudad que apenas se divisaba a los lejos, estalla. Aparentemente ya había estado allí antes de llegar a la montaña. ¡Tras la explosión los héroes se lanzan sobre la criatura! Tom Strong la sujeta por la espalda, enredando sus brazos. Agent Venom cubre desde sus pies hasta la cintura, mientras el mismísimo Thompson sujeta su cabeza. El predicador le ordena: ¡Desiste ahora mismo, oh divino ser, de juzgar a la raza humana! Unetenos, revélate a tu amo y sírveme a mí, quien te habla. Ella sonríe alevosamente, insinúa una mueca de desagrado, y dice: «Humanos patéticos, desaparezcan”, e inmediatamente, un destello parece brotar de Tom y Venom, quienes estallan, arrasando consigo al Predicador.

Apenas un segundo antes de la explosión, un par de Sais se acercan por el
costado izquierdo de la entidad; uno de ellos destinado a encarnarse en su
cabeza, el otro a sacar del área de influencia a Avispa, quien se había acercado
sigilosamente junto con los otros tres héroes. Por fortuna el estallido fue menor
debido a que Gaugewoman desconocía la fuerza de estos personajes, y había

menospreciado la intensidad en su ataque. El Sai de Raphael logró apenas rozarla y hacerle una pequeña herida en el rostro.

Una vez disipada la nube de polvo, se observa a la figura femenina intacta, salvo por un rasguño. Había concentrado su poder en recubrirse por alguna especie de coraza. Los héroes estaban aún de pie. Tom Strong había perdido ambas manos y antebrazos, mientras Thompson nada más habría perdido un brazo, y el predicador hubiere sufrido quemaduras en todo su cuerpo. Venom había sacrificado gran parte de sí mismo para cubrirlos a todos y protegerlos de la explosión de las manos de Tom.

“Oh, veo que los estaba subestimando. Eso no volverá a ocurrir. Error mío, y nuestro, que estén sufriendo. Terminemos con esto”. Tan pronto como la criatura estaba hablando los héroes que aún estaban en pie de lucha comenzaron su segundo ataque, pero esta vez apoyados por Marv, Ghost Rider, Raphael, Spiderman y Wolverine. La araña lanzó algunos ataques buscando cegar la visión del enemigo, a la vez que servía como resorte para alejar a quienes buscaban impactos directos contra la mujer. Strong lanzaba patadas girando su cuerpo tan pronto como veía un campo, mientras Wolverine y Raphael apenas si le arañaban (realmente era tan firme la coraza que apenas si lograba rayarle un poco, aunque era parte del plan). Marv realizaba disparos con su rifle cada vez que veía oportunidad. Siempre apuntando a la cabeza, de modo que le hacía perder control de su coraza. La criatura no tenía cómo atacar y defenderse al mismo tiempo. La estaban presionando.

Cada que Gaugewoman buscaba tocar alguno de los héroes, Spiderman le alejaba o Ghost Rider interponía su cadena y la retiraba de inmediato. La mujer requería un segundo contacto para reconfigurar y romper los enlaces de hidrógeno para conseguir una reacción, y ellos lo sabían. Tormenta golpeaba de un modo similar que Marv. Tan pronto veía una abertura dirigía un rayo hacia GW, y le desestabilizaba. El ataque concentrado y coordinado de los superhéroes estaba dando resultado. Sin embargo, la entidad se agachó y tomó un puñado de rocas. En ese momento el sentido arácnido se activó fuertemente.

GW lanzó el puñado de rocas hacia el equipo, que apenas si pudieron alejar algunas de ellas antes que estallaran. En la explosión Tom Strong pierde la vida. Jesse Custer es de nuevo salvado por el espíritu que reside en él, quien crea un aura de protección. Spiderman lanza una telaraña que recubre a Thompson, salvándole de gran parte del impacto. Raphael se salvó escondiéndose dentro de su caparazón. Wolverine se vio seriamente afectado; está tirado en el suelo.

GW aprovecha la conmoción y toca el caparazón de la tortuga, quien se aleja tan rápido como puede. Marv lanza un disparo que atraviesa la mano -derecha- de GW. Esperaba que atacaran su cabeza en cualquier momento, pero no su mano. Sus dedos se esparcen por el suelo. Retrocede. En ese instante Avispa lanza su ataque, directamente en los ojos de la entidad, encegueciéndola temporalmente. Tormenta convoca otro rayo, que cae sobre GW y la tumba al suelo.

Wolverine se está recuperando y poniendo en pie. La criatura se levanta nuevamente, soba sus ojos y los abre. La furia que emana es atemorizante. Se concentra un momento. Los héroes se reagrupan también. Raphael se aleja del grupo y se ubica cerca de la mujer. Spiderman recoge a Thompson para llevarlo a un lugar seguro. Ésta patea un par de piedras que tenía bajo sus pies, en dirección a Peter, quien, aunque se percata no puede esquivarlas. Las piedras se activan. Antes de que estallen Hulk salta y las agarra con sus puños, conteniendo la explosión. GW lanza unas rocas que acababa de recoger hacia Tormenta, quien crea una ventisca y se las devuelve, pero la entidad las patea en dirección a Wolverine mientras arroja unas nuevas piedras hacia Ghost Rider. Logan corre y se salva de la explosión; Rider no logra esquivarlas, y su moto estalla lanzándolo unos metros.

Hulk pierde la paciencia y se lanza sobre GW, pero Spiderman lo hala con la telaraña y le grita: “¡¿Estás loco?! ¿Quieres convertirte en una bomba nuclear? ¿En serio?”. La entidad se queda mirándolos fijamente y corre hacia ellos. Raphael se atraviesa y empieza un combate cuerpo a cuerpo con ésta. Ghost Rider se les une. Todos están perdiendo la paciencia por no poder hacer contacto. Marv hace tiros cada tanto, pero ya no surten efecto alguno. GW ha ido aprendiendo de los héroes, su configuración de ataque y de sus propios poderes durante la batalla. Avispa ataca sus ojos nuevamente, pero éstos ahora están protegidos con alguna coraza cristalina, y no surte efecto. En cambio, GW patea a Rider, alejándolo un poco de ella, agarra a Avispa con su mano restante y se la lanza a la calavera. Ante los ojos de los superhéroes Avispa estalla, llevándose consigo a Ghost Rider.

Tormenta pierde el control y crea un gran tornado, envolviendo al enemigo, y dirigiendo rayos en su dirección, uno tras otro. “Estaba esperándolo”, dice GW, y mientras sonríe, lanza tres puñados de piedras hacia arriba, los cuales salen disparados en distintas direcciones a través del T5. “BOOM”.

La escena se llena de naranja. Explosiones surgen desde diferentes puntos, afectando a varios de los superhéroes. Raphael, instintivamente se puso en frente de Marv para protegerle, olvidando que ya había sido tocado por la mujer. GW activó la tortuga, y ésta voló en pedazos junto con el francotirador. En el momento en que el tornado se deshizo Wolverine llega por la espalda y logra enterrar sus garras. La criatura sonríe y le dice: “Me estás tocando, muere”. Justo cuando iba a estallar a Logan Hulk llega de un salto y encesta un golpe en el hombro de GW, volándole el brazo y arrojándola unos metros contra una pared.

Gaugewoman se encuentra malherida. No sangra propiamente, pero ha perdido su brazo izquierdo y mano derecha. Aun así, ella se levanta de la manera más digna posible, y les dice: “Los tomamos a la ligera. Tendré que destruirlos ahora mismo, o mi señor podría tener algunos problemas por ustedes”. Cierra sus ojos y comienza a buscar partículas en el aire, alrededor suyo; una vez les reconoce, extiende su brazo derecho, y lo mece suavemente, como tocándolas. Los héroes no se percatan de esto, pero intuyen que algo está tramando.

El sentido arácnido de Spiderman se activa, pero no puede deducir ningún ataque. Solo opta por alejarse más de GW, tomando a Thompson consigo. El silencio toma la escena. La mujer levanta su mirada y sonríe. “¡BOOM!” al menos una docena de explosiones se desencadenan en torno a cada uno de los superhéroes. Wolverine cae malherido, y apenas alcanza a percatarse de su compañera Tormenta, quien se estaba alejando, volando hacia arriba, pero es alcanzada por las explosiones, pierde sus piernas y la conciencia, y cae al suelo. El espíritu que poseía a Jesse Custer no tuvo tiempo de reaccionar, y éste estalló en pedazos.

Gaugewoman camina en dirección hacia Wolverine, con bastante seguridad y prepotencia, y éste grita: “¡AHORA!” De repente la criatura se detiene, cae al suelo, y se agarra la cabeza. Un dolor insoportable la invade. No entiende lo que ocurre, pero algo está controlando su cuerpo, ejerciéndole además muchísimo dolor. “¡¿Qué está ocurriendo?! ¿Qué me hicieron?” A lo que Logan, con una sonrisa un tanto burlona, un tanto quebrada, responde: “Tú creías que nuestro ataque sería tan básico? ¿Creías que perderíamos a nuestros compañeros para nada? Ya sabíamos que sería una misión suicida, y nos preparamos para ello. Desde el primer corte con el Sai, luego los cortes que yo te propine, y finalmente cuando te enterré mi adamantium; todo ello tenía pequeñas trazas de Venom, nuestro simbionte, quien tuvo que estudiarte detenidamente todo este tiempo para controlarte. ¿Por qué crees que nuestra pequeña araña estuvo tan pendiente únicamente de Thompson, y que él nunca pareció atacarte? Si deseas puedes hacer estallar a Venom, dentro de su cuerpo. Esta batalla termina aquí y ahora”.

Gaugewoman dio un grito ensordecedor, y comenzó a activar el suelo sobre el que estaba arrodillada, pero algo cayó detrás de ella con gran furia. Era Hulk. Apenas logró girar su cabeza para ver el puño que se le acercaba estrepitosamente desde el gigante. Un fuerte crack resonó. La cabeza salió volando por los aires. GW murió.

El equipo arácnido ha cumplido la misión con un saldo de siete muertos.

Episodio 5. Elmagman VS Mr. Sandman – El Equipo Oscuro.

El grupo de los héroes oscuros arriba a Sur América. Vienen tras la pista de Elmagman – EMAN. Denny Colt y Dr. Manhattan le siguen la pista. Lo encuentran en medio del centro de Bogotá, la capital de Colombia. Caminando por entre la gente y el tráfico, estudiándoles. Su expresión es de hostigamiento, como si en cualquier momento fuera a arrasar la ciudad entera.

Este equipo está mayormente conformado por sangre fría pero también cabezas calientes y seres caóticos. Cable ordena que Spawn y Blade le ataquen por sorpresa; si no funciona Hellboy le derribará, y ya noqueado The Sandman encerrará su alma en el mundo de los sueños. Los demás serían el equipo de respaldo en caso de que algo saliera mal.

Todo salió mal. Antes de que el ataque sorpresa se perpetuara, Lobo se lanzó sobre EMAN lanzando gritos y alaridos para llamar su atención, quien voltea y fija su atención en el peludo; le observa detenidamente. Lobo arranca un hidrante de la calle y lo arroja hacia EMAN. Éste levanta su mano, lo detiene en el aire, y lo arroja contra Blade, quien venía acercándose sigilosamente por la retaguardia. “HAHAHAHAHA Soy tu rival. Anda, lánzalo a mí, maldito fenómeno”, gritó Lobo.

Lobo río de manera escandalosa, aulló y se lanzó sobre EMAN. Éste levantó sus brazos, y cientos de objetos metálicos se alzaron y se fragmentaron en trozos del mismo tamaño. La mitad se quedó flotando alrededor suyo, en un radio de un metro y medio; el restante empezó a volar aproximadamente a 100km/h, también de manera circular, a 4m de distancia de su centro. Leónidas quedó atrapado en medio de ambos cinturones, y decidió lanzarse directamente sobre la criatura, siendo atravesado por decenas de fragmentos; antes de caer en tierra una lanza en la pierna derecha de EMAN, rompiendo sus tendones. Cae al suelo y los cascajos que aún sobrevuelan lo cercenan al punto de quedar irreconocible.

Blade se alejó rápidamente del área de influencia, pero Lobo, al contrario, avanzaba; no tenía miedo de morir, pues sabía que una y otra vez el cielo y el infierno le rechazarían, y regresaría a la vida. Tomó tres neumáticos de un auto que había sido desvalijado por la entidad divina, se cubrió con una de ellas para evitar los cortes de los fragmentos de metal que volaban alrededor, y le lanzó las otras dos a EMAN.

Los superhéroes no conocían las habilidades de la criatura, por lo que el plan inicial era el ataque sorpresa. Lobo, sin embargo, era un personaje incauto, imprudente, pero altamente intuitivo. Estaba seguro de que El Magman se hacía el distraído para que cayeran en su trampa y se acercaran a su radio de influencia. Se había sacrificado ya que no tenía nada que perder. Cuando pareció que iba a poner sus garras encima de la entidad, un par de trozos de metal ya le habían cortado, así que EMAN extrajo su sangre, y realizó el mismo rito que con Batman. Formó una lanza con la que empaló a Lobo frente a la audiencia, no solo de superhéroes, sino de la gente que aún en medio de todo, curioseaba. El pánico se tomó el centro de Bogotá, y todos dejaron lo que estaban haciendo para huir del lugar.

En medio de la confusión Spawn surge por debajo del asfalto y, desde la retaguardia, lanza su puño directo al tórax de EMAN, quien se percata y rápidamente se empuja a sí mismo con los objetos utilizando el magnetismo, esquivando el ataque. Spawn desaparece en el suelo.

“Tienen una vida inteligente muy bien dotada en este universo. Pero la decisión ya está tomada. Deberán renacer. Esperemos que la evolución no vuelva a cometer estos errores”, vocifera El Magman, señalando la ciudad a su alrededor. “Hey ¡Si tanto te molesta lárgate de aquí!” grita La Cosa, quién va corriendo en su dirección. En ese instante Cable dispara su arma láser con tal precisión que logra atravesar todos los objetos y llegar hasta el pecho de la criatura, abriéndole un pequeño agujero.

“Oh. Son sorprendentes. Yo no estoy compuesto de órganos, como ustedes. Yo no soy un ser humano, ¡No me confundan con ustedes, bastardos!” EMAN estalla en furia y las piezas del segundo cinturón salen despedidas hacia todas las direcciones a gran velocidad. Denny Colt y Blade resultan con algunos trozos enterrados. Al mismo tiempo La Cosa rompe la segunda barrera y golpea con su puño a la entidad, que sale disparada hacia un edificio. “Hahahaha trágate mi furia!”, clama Ben.

EMAN tenía una personalidad egocéntrica, altiva y caótica, por lo que al comienzo había peleado restando importancia a los héroes, y luego respondiendo con la cabeza caliente. Esta vez se levantó de los escombros con una aparente calma, o más bien dominio de sus emociones, levantó sus brazos, y derribó el edificio entero. Todo lo  iba cayendo sobre él salía disparado a más de 300km/h en todas las direcciones, arrasando 50 metros a su alrededor. Los héroes que se encontraban más lejos se pusieron a salvo, pero Blade, y aún La Mole, resultaron gravemente heridos.

Cable aprovechó la nube de polvo para disparar nuevamente, esta vez dirigió el disparo a la cabeza. Pero alrededor de EMAN había tres círculos de metales flotantes, a 1,5m, 3m, y 5m; el primer y el tercer cinturón alcanzaban velocidades de un T4, y el del medio de un T2, que más funcionaba como reserva.

El Dr. Manhattan se aproxima hacia el ente, entra caminando a través del caos que le circunda y se detiene enfrente de él. “Detente ahora mismo”, le dice, “Tu futuro es el mismo: la derrota; el nuestro, sin embargo, podría tener menos muertes”. EMAN se enfurece por la actitud sobre segura y un tanto arrogante del doctor, y crea un campo electromagnético extremo en un radio de 5m, que termina expulsando a Manhattan fuera de éste.

Hellboy se lanza desde un edificio, poniendo su brazo como arma y escudo para caer con una inmensa fuerza de choque sobre la bestia, pero el campo le atrapa, y el brazo se le descompone en pedazos, que básicamente le estallan en la cara, derribandolo. EMAN se disponía a aplastar al demonio rojo cuando una risa escabrosa emana del cuerpo de Lobo, quien había vuelto a la vida, y tomando por sorpresa a la entidad, le arrebata uno de sus brazos. El Magman estaba controlando la electricidad con un brazo y el magnetismo con el otro, por lo que el campo se rompe, y pierde la capacidad de manejar atracción y repulsión. Decide cerrar el cinturón a 50cm de su cuerpo, con lo que cercena al Lobo, privándolo de la opción de volver a la vida.

EMAN extrae la sangre del cadáver y la avienta en forma de lanzas hacia Ben, directamente a las articulaciones de la mole de roca, y le inmoviliza, dejándole tirado en el suelo. Luego toma el excedente y lo arroja hacia Blade a modo de aspersión; ésta cae sobre el cazador, se entra por sus poros y mucosidades, y se alberga en su sistema muscular articular, tomando el control de sus movimientos. El Dr. Manhattan y Hellboy se lanzan sobre EMAN, pero La Cosa y Blade se interponen. “¡Oh, no puedo creer que esté siendo manipulado por ese sujeto! Perdóname diablo”, dice Ben, asestando su puño derecho contra el gigante rojo, mientras Blade desenfunda su espada contra el inmaterial, alejándose de su rival.

“Sé que ustedes dos esperan una oportunidad para atacarme. Háganlo ahora y perezcan de una buena vez”. EMAN se refería a Cable y Spawn, quienes lo hubieren embestido furtivamente cada que habían visto la oportunidad, pero no se había presentado de nuevo. Por fortuna, la entidad desconocía a Mr. Sandman, el señor de los sueños, que esperaba la oportunidad para atacar desde su mundo. EMAN tomaba la defensiva tanto como podía, puesto que ni Hellboy, ni Dr. Manhattan, ni La Mole ni Spawn, tenían minerales metálicos en su sangre, como para manipularla.

Spawn decide jugar con las mismas cartas, así que activa los poderes de resucitación y Dispersión Negra, reanimando cuerpos de humanos y animales que habían muerto en la zona, y los lanza sobre El Magman. Cerca de un centenar de cuerpos se lanzan orquestados por el maestro de ceremonia; algunos son despedazados por los dos campos de metales que giran en torno a la entidad, otros son manipulados por ésta misma, y el sobrante fue cayendo encima, con varas, palos y distintas armas blancas. El objetivo evidentemente nunca fue lastimarlo de esta manera, pero le distrajo suficiente como para un par de ataques más.

Cable disparó aprovechando que ambos campos habían sido desactivados, impactando directamente en la córnea del ojo derecho de EMAN; el disparo entró pasando a través de par de zombies que intentaban hacerse con sus brazos. El Dr. Manhattan se interpuso entre la bala y la entidad justo al disparar, y transfirió algo de sus moléculas, de modo que, al entrar en contacto, comenzó una batalla molecular con EMAN. A nivel interior, una pequeña parte del doctor había desatado órdenes al cerebro de la criatura, quien comenzaba a perder el control sobre La Mole y Blade, además de tener que ocuparse de los no vivos que les arrebataban la carne a pedazos.

Por un instante EMAN sintió que perdía la conciencia, pero luego optó por una estrategia diferente. Ordenó a Blade y La Mole que atacaran juntos a Hellboy. Blade cercenó el segundo brazo del demonio, y Ben le tomó por la espalda con una llave alrededor del cuello, y se dejó caer sobre el suelo. Un crack re tronó en el lugar y le fracturó el cuello.

Luego de esto Blade blandió su espada en un salto y atravesó la columna vertebral de Ben, entrando por su nuca como un toreador de primera categoría, y La Cosa cayó al suelo, sin vida.

Después de estas dos impactantes bajas, y ya terminando con los últimos zombies que tenía alrededor, El Magman dirigió el ataque de Blade hacía el Dr. Manhattan, mientras él reactivaba el campo de protección para librarse de los múltiples ataques al tiempo que eliminaba a quien estaba a punto de reducirlo desde el interior. Empero, Spawn hizo su tercera aparición y se ubicó por detrás de EMAN, extendió uno de sus brazos aplicando la dispersión negra sobre Blade, deteniendo su ataque, e introduciendo su otra mano dentro del enemigo inyectó necroplasma, arrebatándole la voluntad.

Seguido a esto, Mr. Manhattan tomó control sobre sus flujos eléctricos, y entre ambos lograron adormecer su conciencia, abriendo la puerta al mundo de los sueños. Mr. Sandman entró por fin en escena, y luego de haberse presentado como era de costumbre, tomó el alma de EMAN, y la llevó a los confines más oscuros de su dimensión, separándola por completo de su cuerpo.

Blade recuperó su movilidad y cayó malherido, pero vivo.

De esta forma el Equipo Oscuro logró derrotar al segundo de los dioses elementales.

Episodio 5. Higgman VS Thor – El Equipo de los Justicieros.

El equipo comandado por Nick Furia arriba al continente africano en busca de Higgman. Lo encuentran a la orilla del río Nilo, contemplando los animales de un lado, y las pirámides y el pueblo de Israel del otro.

“El dios místico que manipula la información”, menciona Dredd, habrá que ser cautelosos. “Exacto”, responde Furia, “Deben seguir mis instrucciones en todo momento, no hay espacio para los errores”. – “HAHAHAHA Déjamelo a mí. Nada que una Barret Calibre 50 no pueda”, vociferó Spider Jerusalem. Dicho esto, descargó la tula que llevaba a cuestas, y comenzó a ensamblar su arma.

El Comediante sonrió, encendió un nuevo cigarrillo casi simultáneo a la caída del anterior al suelo, y salió caminando hacia Higgman, con sus manos en los bolsillos, silbando y riendo. Nick Furia le detuvo agarrándole el hombro, pero solo consiguió un puño en su mandíbula.

“Este no es, evidentemente, el mejor equipo; ni siquiera es un equipo Hahahaha”, dijo el Juez Dredd, y avanzó por su cuenta.

Higgman notó que dos hombres de aspecto lúgubre y mirada fría, puesta fijamente en él, se le acercaban caminando. Levantó su mirada y divisó a Punisher, Kickass, Constantine, Daredevil, Furia y Thor, discutiendo, y un brillo proveniente del arma de Jerusalén, quien en aquel momento apretó el gatillo y disparó una bala para volarle la cabeza. El dios bosson cerró sus ojos, y los justicieros aparecieron nuevamente reunidos, escuchando a Spider reír y asegurar que atravesaría con su Barret 50 a Higgman.

La mayoría de los héroes no notaron lo ocurrido, salvo Constantine, quien tenía una sensibilidad en cuanto al tiempo, se percató de estar viviendo un Deja Vü. Los demás prosiguieron con el guión, tal y como estaba predestinado. Empero, Higgman ya era consciente de lo que ocurriría, así que se aprestó a recibir sus invitados.

Cuando hubieren avanzado los primeros pasos, una manada de hienas y de leones les atacaron. Se lanzaron sobre varios de los justicieros, pero Pantera Negra se interpuso y habló con los animales, explicándoles que eran sus amigos. Al tiempo, Spider disparó su arma, pero la bala pareció atravesar a Higgman, o esquivarle. El sniper quedó estupefacto. No había obstáculos. Él no fallaba sus tiros.

A Constantine le pareció que el Deja Vu se había roto, y que no había sido más que su imaginación. “¿Esto era lo que querías Jerusalem? ¿Ponerlo en alerta?” dijo Nick Furia con un tono gruñón. “Rayos! Esta vez no fallaré. Jamás fallé un disparo, mucho menos dos”. En ese instante, varios de los héroes se habían movilizado. ¡Se había reescrito la historia por unos segundos! A medida que avanzaban iban sintiendo una extrañeza peculiar; a la mente de cada uno iban llegando recuerdos de su vida, sobre todo de su infancia y de los momentos más traumáticos. Jerusalem fue el único que no recordó cosa alguna. Se enfocó en su objetivo, quien apenas si parecía que los estaba observando, analizándoles. Tomó una bocanada de aire, contuvo la respiración, y apretó el gatillo. La bala, de nuevo, pareció atravesar al sujeto. ¡Spider había fallado por segunda vez!

Punisher, el Juez Dredd, Constantine, Daredevil y El Comediante se lanzaron sobre Higgman. Éste no se molestaba en moverse un centímetro. Todos los puños, patadas, cuchillazos pasaban a través de él, o eran aparentemente desviados. El comediante guardó la navaja y sacó una 9mm, la puso en la frente de HMAN. “¡BANG!” dijo, con una sonrisa en la boca, y Punisher cae al suelo con un agujero en su sien.

Todos quedan estupefactos. Se alejan del dios de un salto. En ese instante suena otro disparo, y una bala sale disparada desde la Barret, atraviesa al Juez y se aloja en el hombro izquierdo de Higgman, volando por supuesto su hombro, y parte de su tórax y cuello.

De nuevo, los héroes están caminando hacia la criatura. Sus recuerdos ahora son distintos. Cada uno empieza a recordar cómo se hizo héroe, o cómo adquirió sus poderes. Jerusalem dispara por segunda vez, y falla. Detrás de él, aparecen caimanes que salen del Nilo, y sin que se percatara, le atacan. Nick Furia, quien se encontraba observando la batalla para tomar decisiones a priori, apenas si divisa a los caimanes un par de segundos antes de devorar a Jerusalem. Al tiempo, los justicieros se lanzan sobre Higgman, pero Constantine se detiene, para él, este es el segundo deja vu, que parece bastante real.

El Comediante saca su arma y la pone sobre la cabeza de HMAN. “¡NO, DETENTE!” grita Constantine. Pero el antihéroe dispara y Daredevil muere. Todos quedan estupefactos. Se alejan de la criatura, y ésta habla: “Qué pretenden humanos? Ni me he esforzado y ya uno de ustedes está muerto. Es cuestión de tiempo, o de realidades, que todos compartan ese destino”.

“A qué se refiere?” Pregunta Kickass, a lo que Constantine responde: “Es capaz de manipular el tiempo. Estoy seguro de que le derrotamos en dos ocasiones, y en ambas devolvió el tiempo para tomar ventaja. Es un sujeto muy poderoso. Debemos ser cautelosos”.

El Juez Dredd se para enfrente de Higgman, lo mira fijamente y clama:

“La justicia siempre prevalece! La justicia del hombre, su moral, justa o injusta, es su mayor arma. Y hay de aquellos que atenten en su contra, pues perecerán por su mano dura, o peor aún, vivirán victoriosos en una sociedad corrupta y destinada al fracaso; una batalla que se gana y una guerra que termina perdida”. Estas palabras calan en el dios como tornillos en la madera. Luego Dredd arremete un gancho diestro en la quijada de la criatura, tumbándole al suelo.

Higgman se queda tendido en el suelo. Analiza las palabras del Juez. Luego de un minuto se levanta. “Tienes razón. La justicia debe prevalecer por el bien todos, y sobre todo, por el bien mayor, siempre mayor. La vida inteligente debe perecer por el bien de todas las formas de vida. Nos encargaremos de educar a las futuras generaciones de seres pensantes”. HMAN levanta sus brazos y se eleva. “Yo no tengo el Poder necesario para destruir la vida sino para rescribirla, y eso haré”.

Al grupo, de nuevo, llegan memorias acerca del instante en que cada uno se hizo héroe. Kickass recuerda aquella noche en que unos maleantes lo acuchillaron y un automóvil lo invistió, despojándolo de su capacidad para sentir dolor; pero los hechos cambian ligeramente, y resulta Kickass evitando inmiscuirse en la rencilla con los vándalos, por lo que jamás se convierte en héroe. Él, empieza a perder la noción y se desmaya en medio de los demás. Nadie comprende lo que sucede, pero intuyen algo negativo.

Pantera Negra se lanza sobre Higgman y comienza una serie de ataques, a él se unen Punisher y Constantine, todos en combate cuerpo a cuerpo. El Comediante saca su arma, pero no se atreve a disparar. Furia llega hasta él y lo abofetea. “Despierta Comediante! No vinimos aquí a observar cómo nos asesinan uno a uno”. De pronto, Nick recuerda el momento en que fue reclutado por SHIELD, y su mente se nubla por completo. Entra en estado catatónico y, desconcertado, comienza a gritar, preocupado por estar inmerso en medio de esta batalla, sin recordar quién es, quiénes son ellos, y por qué se encuentra allí.

Los ataques de los héroes apenas si están surtiendo efecto. Detrás de HMAN aparece Nightwind, quien le prende un aparato en la espalda. Éste titila y emite un sonido que va acelerándose, y se pone verde. En ese instante un rayo cae del cielo sobre el ente, y el voltaje es multiplicado por diez. Higgman cae al suelo. Punisher salta sobre él, pone un arma en su boca, y hala el gatillo.

“Despierta Comediante! No vinimos aquí a observar cómo nos asesinan uno a uno”. Nick Furia está intacto ya que HMAN fijó su atención en Nightwind, quien ahora se remonta al día que se conoció con Bruno Díaz. Justo en ese momento Constantine, quien se percata de lo ocurrido, grita: “No domina el tiempo. ¡Es capaz de manipular la realidad y el pasado de cada uno de nosotros! ¡Nos está borrando la existencia como héroes!” Dick Grayson, antes huérfano, ya no perdió a sus padres y jamás tuvo que toparse con Batman para que le entrenara y le convirtiera en el Joven Maravilla (Robin). Grayson cae desconcertado. Un rayo cae sobre Higgman, apenas aturdiéndolo y haciendole perder la estabilidad.

Constantine va a auxiliar a Nightwind, quien yace inconsciente. El Comediante se recompone. Está seguro de que ama ser un asesino adsuelto, caótico, buscapleitos, bebedor. Los justicieros entienden finalmente que cada vez que han estado a punto de acabar con la criatura, ésta ha encontrado la manera de salvarse, y a su vez está acabando con ellos uno por uno, reescribiendo los momentos en que se convirtieron en héroes. Varios de los que quedan, sin embargo, se han forjado una carrera durante toda su vida, no por algún suceso particular. Higgman lo sabe, así que detiene su atención sobre El Comediante, éste sonríe y grita: “Si están buscando una oportunidad, les entrego la mejor”. Se lanza sobre el guardián, le da la espalda, pone su arma en su pecho y dispara, atravesando su corazón y acertando el disparo tambien en el hombro de HMAN. Cae al suelo con una sonrisa inborrable en el rostro.

Todos se miran estupefactos. La entidad se toma unos momentos para evaluar la situación. Reescribir el momento por una herida como esa por un enemigo menos. Decide continuar la batalla.

Daredevil, Dredd, Pantera Negra y Furia se lanzan al tiempo sobre el enemigo. Nick y el justiciero rojo disparan sus pistolas automáticas constantemente, mientras la otra pareja asesta golpes en puntos vitales. Higgman los lleva hasta la ciudad, y estando allí describe situaciones, una tras otra, enviando caimanes, crecidas del río, derribando estructuras sobre ellos, pero los héroes se la empañan para hacerle frente. Higgman se adentra por un momento en la mente de Furia, en una pasada situación de peligro, y reescribe el instante en que se puso a salvo, y muere en aquel episodio. Desaparece de la batalla actual, y solo Constantine lo nota, alertando a los demás, quienes confían en sus palabras aun cuando no recuerdan haber tenido a Nick en el equipo.

HMAN siente que pierde el equilibrio, tambalea y tropieza contra un muro. Punisher aprovecha el momento y entierra su puñal en su abdomen. “Yo no estoy fabricado de la misma manera que ustedes, humano. Pierdes tu tiempo. Este juicio ha sido apelado”, y le devuelve el arma blanca enterrándose la en la clavícula, le da una patada, y ambos se desploman. “Qué está ocurriendo conmigo? Me siento extraño”. Punisher dirige unas últimas palabras: “Crees que solo sabemos disparar? Hahahaha Nuestro amigo Comediante se sacrificó para asegurarnos la victoria”. Dicho esto, pierde la noción y la vida

Higgman se concentra en el episodio de la muerte de El Comediante, y lo repasa varias veces, mientras se pone en pie y continúa la pelea contra el Juez y la Pantera. No comprende lo que ocurrió, pero sospecha que aquel sujeto le haya dado la espalda antes de sacrificarse. ¿Cuál fue la utilidad de ello? ¿Por qué murió sonriendo? Había asu- mido que se inmoló porque sabía que HMAN borraría su existencia de todas formas. Pero algo había ocurrido en aquel momento, y debía tomar la decisión de rescribirlo o continuar. ¡Está explorando todos los escenarios posibles, está perdiendo el juicio!

“Deben perecer ¡Son una amenaza para la existencia de toda vida!” vocifera el guardián. “Nosotros nos estamos defendiendo de los primeros ataques que ustedes llevaron a cabo contra nuestros amigos: Superman, Batman y Vision. ¡Ellos fueron exclusivamente a dialogar, y fueron brutalmente asesinados! ¡Esto es JUSTICIA!”. Las palabras del Juez volvieron a calar y resonar dentro de Higgman, poniéndole dubitativo, perdiendo la batalla mental en contra de este justiciero. De repente Constantine hace su aparición en su retaguardia, y le prende el mismo aparato conductor de electricidad que antes Nightwind le hubiere enganchado, y grita: “¡AHORA!”

Antes de que pudiera reaccionar, Higgman recibe la descarga del rayo de Thor, cargado de ira. Pero esta vez, Constantine había instalado cinco conductores más alrededor, potenciando un total de 60 veces el impac- to del rayo. HMAN apenas si logra modificar un par de segundos antes del ataque, en el momento que Constantine gritaba; le da un golpe en la garganta, y le empuja con una patada. Empero, Dredd da la alarma, y el rayo cae electrocutándolos a ambos. El Juez, por estar compuesto de líquidos mue- re calcinado, mientras Higgman cae gravemente herido. Pantera Negra también sale despedido por el impacto.

Thor desciende del cielo, enardecido, y golpea repetidamente al guardián, con vehemencia. “Detente. Misericordia”, clama el HMAN. Thor se detiene, se levanta y baja su brazo. La criatura lo mira con determinación y dice: “Veo que tienen un alto sentido de moralidad y justicia. Déjame libre. Hablaré con mi amo y le contaré sobre ustedes. La vida inteligente, al menos en este sector del universo tiene sus propios guardianes”. Thor mira a los demás y habla: “Regrésales a la vida”. –“No puedo, ya alteré el pasado de algunos de ellos, alterando una cadena de sucesos imposible de cambiar, lo siento”.

Thor levanta a Constantine y a Pantera Negra -quien asegura que deberían termi- nar con él-, van por Grayson (antiguo Nightwind), y se retiran hacia la plataforma espacial. Higgman se queda arrodillado en aquel lugar.

CONTINUARA…

J. Ander F. Muruaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba