Diana Castro

Soy Diana Castro Russi, ingeniera de sistemas de profesión, especialista en pedagogía de la virtualidad, trabajo con el Centro para la Industria de la Comunicación Gráfica – CENIGRAF desde hace 10 años; hace 7 soy coordinadora académica. Siempre me han interesado los proyectos en los que podamos enmarcar la formación en la construcción de tejido social, el fortalecimiento de la comunicación institucional, la humanización en el aprendizaje, y en ver un impacto más allá del logro de esos conocimientos técnicos. En los dos últimos años, he participado en congresos de carácter nacional, en el primer congreso internacional “La formación profesional ante la nueva realidad”, presentando diferentes proyectos realizados en el Centro de formación de construcción artística y literaria, enmarcados en la realidad social de Colombia. Soy una enamorada del arte como camino fundamental para generar conciencia colectiva.

Actualmente trabajamos desde el centro de formación en dos proyectos bandera: un museo virtual que pueda ser la vitrina para mostrarle al mundo los proyectos artísticos y culturales desarrollados por todos los centros de nuestro país, y el proyecto Ella toda, una producción “transmedia” en donde se reflejan historias escritas por sus protagonistas: mujeres en condición de vulnerabilidad; una producción enmarcada en el proyecto gubernamental de equidad de género. Acabamos de sacar nuestro volumen I, un libro hecho por aprendices de nuestro centro, desde los textos, diagramación, ilustración, impresión y acabados, y que tienen elementos de realidad aumentada en todas las ilustraciones.

Esperamos contar con más volúmenes, y empezar el desarrollo de un largometraje animado basado en estos escritos. Este último, es un proyecto en el que llevo trabajando más de dos años, con el fin de generar espacios que permitan a las mujeres en condición de vulnerabilidad encontrar herramientas que les lleven a reconciliarse consigo mismas y con la sociedad; logré conformar un equipo maravilloso de instructores que han aportado su tiempo y conocimiento en este hermoso proyecto.

Link museo virtual (En construcción) https://simmer. io/@juansho14/museo-virtual-eni-sena

Otro gran ejemplo de apoyo editorial es este medio, Libresta, con quienes nos sentimos muy a gusto trabajando. La experiencia de conectar varios artes y oficios, a través de entrevistas y artículos de interés, es bastante interesante.

El Centro para la Industria de la comunicación gráfica – CENIGRAF, está plenamente direccionado hacia el desarrollo creativo, trabajando paralelamente con dos nodos, la red de artes gráficas y la red de diseño y desarrollo de software, en el enfoque de contenidos digitales. Aquí tenemos programas relacionados con los impresos y publicaciones, la producción gráfica y los contenidos digitales, en una cadena de producción que va desde la idea hasta la materialización en un producto digital o impreso, el SENA ofrece educación gratuita para todos los colombianos, y estamos esperándolos para que se formen con nosotros y hagan parte del maravilloso mundo de las industrias creativas.

1.Diana, ¿Qué rol juega (o mejor, debe jugar) el personal administrativo en las instituciones, academias o autoridades del sector Arte y Cultura?

El personal administrativo en cualquier institución pública o privada tiene un rol fundamental dentro de los marcos de ejecución que se hayan establecido. Es decir, se encarga de que funcionen todas las partes de una institución, mantiene un diálogo constante con los distintos sectores de ésta, se encarga de hacer planeación y veeduría. En el caso del sector de Arte y Cultura, además de todas estas responsabilidades, es necesario entender los diversos significados dentro de cada proceso cultural o artístico, el cómo nos hablan desde diversos sectores de la población. Entender estos diálogos puede ser fundamental a la hora de facilitar procesos que, en su mayoría, están cargados con una emotividad que nos habla de los distintos procesos de resistencia, verdad y reconciliación. Fundamentales para el momento histórico que vivimos en nuestro país.

2.¿Cuáles son los 3 principales aportes de Cenigraf -como formadores y preparadores laborales- a la sociedad colombiana?

Nosotros hemos tenido procesos humanos muy interesantes y enriquecedores, somos gestores de paz y estamos comprometidos a través del arte y la cultura a contribuir a esos procesos; debo mencionar tres de los principales logros del centro:

•Construcción de tejido social

•Visibilidad del Sena en el campo de la Industria Creativa.

•Internalización de aprendices a través de proyectos audiovisuales.

3.¿Consideras Arte a todo lo que un artista realiza?

El historiador de arte Ernst Gombrich dice una frase que considero pertinente en esta pregunta: “No existe el arte sino los artistas”, esto lo dice en la introducción de su gran recopilación sobre La historia del arte. El autor se refiere a que no se puede desligar de la experiencia estética (el gusto, la empatía e incluso el malestar que pueda provocar una obra) de la época a la que pertenece. En ese sentido, considero que no es relevante (nuevamente porque estaría bajo mi juicio estético) determinar qué es arte o qué no lo es, basada en mi propio criterio sobre algún artista. Eso sí, desde mi rol dentro de la industria gráfica puedo tener los suficientes criterios para saber qué puede o no tener potencial, realizar similitudes dentro de las vanguardias, reconocer la sensibilidad y la potencia de un producto u obra. El arte debe tener un sentido social y esa es una responsabilidad con la que nos debemos vincular de forma colectiva.

4.Usualmente los graduados de las artes visuales son contratados para plasmar ideas y conceptos, pero no se les permite crear piezas como autores sino como intérpretes. ¿Es entonces el Diseño Gráfico un arte o un oficio? ¿Dónde queda entonces la responsabilidad moral del diseñador gráfico y el ilustrador: en sus piezas o en su carrera profesional?

En primer lugar, debo aclarar que no es una máxima irrefutable esto de que no se les permite crear piezas como autores sino como intérpretes. De hecho, dentro de la industria son reconocidos aquellos que con disciplina y talento desarrollaron un estilo propio, por ejemplo, es el caso de varios ilustradores que tienen un trazo único y ya son reconocidos por esto, al punto de que son buscados por algunas marcas que están dispuestas a trabajar en alianza con el estilo de un ilustrador.

En realidad dentro de la industria se reconoce el talento individual y al igual que en todas las profesiones cada persona se debe labrar un camino que le requiere, en ocasiones, hacer las veces de intérprete, de pertenecer a un equipo de trabajo, seguir órdenes, cumplir horarios, etc, pero esto no quiere decir que sea una industria donde categóricamente se les niegue un papel de autor; por el contrario, es muy enriquecedor ver la diversidad que hay entre los distintos actores.

En segundo lugar, creo que la pregunta debe reformularse. Los oficios están más cerca de las artesanías que hacen parte del arte popular (entiéndase arte popular como arte de masas y no como un arte menor) y el arte mayor -la vocación de genio y figura: Alberto Durero, Pablo Picasso, Salvador Dalí (por mencionar algunos)- es reconocido como un arte individual, y también hace parte de su época. Por otro lado, los oficios son la vocación de la práctica, el conocimiento empírico y definitivamente dentro de la industria gráfica, en particular, el diseño gráfico y la ilustración, no se puede hablar de oficio porque definitivamente hay una formación que al menos en nuestros tiempos no es intuitiva, se enseña puntualmente el uso de herramientas, programas y tecnologías, hay una disciplina clara, un conocimiento y un interés por desarrollar en los aprendices un bagaje intelectual que les dé las herramientas necesarias para poder crear.

Por último, considero que la responsabilidad moral no tiene nada que ver con que una persona tenga un rol de autor o intérprete. Siempre existirán situaciones dentro de la vida laboral y profesional que signifiquen un dilema, pero hace parte de una formación personal, humana y familiar, que en definitiva nos sobrepasa, puesto que, aunque haya una formación ética, son cosas que se aprenden desde la infancia, y cada uno decide en total libertad, sin importar su rol, cuáles serán sus acciones en determinadas situaciones sin que ello dependa de su rol como intérprete o autor.

5.¿La coordinación académica del arte como un oficio técnico laboral, implica que seas su guía en el proceso o su interventor en el resultado?

Sin duda, ambos. Una coordinación académica hace la mayoría de las veces un papel de guía, a través de nuestros instructores y todo el equipo profesional y humano acompañamos a nuestros aprendices en sus procesos, pero esto no significa que como institución no nos responsabilicemos de los resultados, no busquemos calidad y no la exijamos, justamente ser guía implica la responsabilidad ética de ser interventor.

En mi caso personal he orientado mi proceso de coordinación implementando proyectos que generen conciencia social, y a través de procesos artísticos se generen espacios de conciliación personal y reconciliación con la sociedad, casos exitosos como los proyectos de equidad de género, paz, patrimonio cultural, entre otros.

6.¿Compra o Adopción de mascotas?

Adopción, no critico a quienes compran, pero en mi caso personal adoptar significa ser consciente de un problema mayor como el abandono y el maltrato animal, y a nivel social adoptar a un animal tiene un impacto profundo sobre esa situación crítica. Además, porque es empático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba