Volumen 1: Del confinamiento y las nuevas libertades

Esta es nuestra primera editorial, así que intentaremos resolver -o cuando menos enmarcar- nuestras impresiones acerca del nacimiento de este formato.

Libresta nace de la necesidad de expresarnos, y de ser divergentes; utilizamos diferentes estilos, texturas, formas, por lo cual llamarnos “libro” nos quedaba corto en forma, y llamarnos “revista” nos quedaba corto en fondo. La fusión de ambas palabras, aunque trasgrede el castellano y la sonoridad, nos cobija conceptual y etimológicamente.

Tenemos tres objetivos por cumplir:

  1. Romper esquemas, para ello buscamos que el contenido, aunque es muy personal y está sujeto a la retrospectiva de cada autor, es ocio puro y culto.
  2. Generar contenido de situaciones y entornos a través de quienes mejor se expresan: Los Artistas. El ocio tiende a malversar los estados de ánimo, las actividades y el arte, porque busca quemar tiempo entre nuestros objetivos del día; pero, y ¿Si hacemos ocio con propósito?
  3. Promocionar distintas corrientes artísticas y filosóficas a través de medios digitales. ¡Cuántas voces y contenido desperdiciados!, que siguen de largo como un riachuelo atravesando un potrero.” Queremos que gane caudal, que ruja, que repte.

“Del confinamiento & las nuevas libertades”. Desde que se decretó la cuarentena, la estructura socioeconómica de los Estados se ha venido a pique. Muchos hemos perdido el rumbo; hemos caído derrotados, confundidos, a la expectativa, privados de la libertad de la calle, del garbeo y la juerga. Sin embargo, con el pasar de las primeras semanas, la depresión y la zozobra se han esfumado, y un panorama más azul se ha dejado ver: El Tiempo. El cambio de las dinámicas consumistas y la productividad acelerada nos ha otorgado libertades con las que soñábamos cuando regresábamos del trabajo a media noche, cenábamos un plato de comida fría, una pizza, o lo que trajimos del restaurante que frecuentábamos. Al mismo tiempo que nos arrebató amigos también nos devolvió hermanos, padres e hijos.

Por otra parte, adquirimos la libertad para acostarnos o levantarnos cuando nos plazca; para trabajar desde casa, regar nuestro jardín, (re) descubrir nuestras dotes culinarias, o el talento en la Escritura, la Pintura, la Fotografía, incluso nos ha dado la libertad para reordenar prioridades y toda nuestra vida.

Libresta se trata de una revolución y como tal, de un proceso en el que seguramente caeremos en clichés e ilusiones. Por favor, siéntanse libres de opinar -en positivo- acerca de cómo podemos mejorar. Poco a poco iremos avanzando.

Y recuerden, los íconos, ídolos y paradigmas no deben usarse para crear brechas o pirámides económicas sino, por el contrario, para identificar y unificar comunidades.

No pretendemos generar consciencia social, ¡Pretendemos dar color, estilo y proyección a las voces de quienes vienen realizando esta labor por medio de sus propios TALENTOS!

No pretendemos cambiar el mundo, pero sí queremos apoyar a quienes hacen que sea un mejor lugar.

¡Somos LIBRESTA! Un estilo diferente de reconstruir y de contar historias.

Es importante compartirles la razón por la cual quisimos hacer este relanzamiento. Son tres.

  1. Tuvimos al maestro Ricietl Vurkovitsky, el aclamado Genio del Equilibrio, antiguo compañero de exposiciones de Picasso.
  2. Cumplimos exactamente 1 año desde el lanzamiento de la revista, por lo cual optamos por celebrar re editando el volumen y dando mayor importancia a nuestros invitados, que en aquel momento no tuvieron preguntas que ligaran su Talento con la temática de dicho volumen y éste no tuvo diseño, únicamente maquetación y diagramación.
  3. La temática de este volumen fue “del Confinamiento & las Nuevas Libertades”, que hizo énfasis en el periodo de desasosiego e introspección producto de la pandemia que obligó a toda la población mundial a encerrarse en sus casas, bajo todo tipo de condiciones y condicionantes. Esto desató muchísimas emociones encontradas según fueren la cultura, la situación política y económica de cada país. Este proceso trajo consigo, para algunos, una renovación y renacimiento, dentro de los cuales me incluyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba