Dayana González

Mi nombre es Dayana González Sánchez, soy una hija del Distrito de Aguabanca en la ciudad Cali. Un distrito lleno de sueños, cultura, color y vida; en mi hermoso Distrito hay más talento que balas perdidas. Aquí donde muchos hemos crecido, nos hemos construido a pesar de la ausencia de un Estado que poco mira hacia nosotros y nosotras, jóvenes negros. Soy una mujer negra que un día se cansó de que la política se aprovechara de la necesidad de la gente y se comieran los sueños de los y las más empobrecidxs. Decidí ser parte del cambio por ello me lance a las elecciones municipales en el año 2019 a la J.A.L (Junta Administradora Local) de la comuna 13, comuna de donde nací, crecí y vivo; fui electa como edilesa por voto popular. Hoy me encuentro en el ejercicio político como edilesa, trabajando desde los barrios, las comunidades, la cultura, el arte, el deporte y el medio ambiente por la gente, por los niños y niñas de mi comuna. Porque para mí, la política es servicio, no auto-servicio.

Mi talento es el arte. De profesión diseñadora Industrial de la Fundación Academia de Dibujo profesional, donde desarrolle aún más mi talento. Con el arte he construido juntanza, barriada, esperanza, activismo social y político. Participé activamente en las movilizaciones del paro nacional del #28A. El paro fue una ola que despertó a todo un país y como consecuencia de este, desde el arte y el diseño participé como una de los diseñadores del proyecto de reactivación del Transporte Masivo MIO, donde propusimos un diseño innovador, transformador, que contará las historias de que somos como ciudadanos de Cali (infortunadamente en nuestra sociedad falta mucha voluntad política). También, Hice parte del tomo III del libro “Mujeres que Transforman, en el estallido Social en Colombia” con el Magistrado del consejo Nacional Electoral y Defensor de Derechos humanos, Luis Guillermo Pérez Casas.

Actualmente, soy estudiante de Filosofía de Univalle, desde allí participé en un concurso de cuentos de filosofía el cual gané con mi cuento: “Cometas de Azúcar” (el cual se encuentra en impresión por la editorial INIS). Asimismo, desde la academia he fortalecido mis bases sobre la política, el trabajar con las comunidades, el construir juntos y juntas. Ídolos, no tengo uno en específico, pero, sé que he tomado de muchos y muchas varias cosas, podría mencionar algunxs como a: Ángela Davis, Jorge Eliécer Gaitán, entre otros.

Además, soy integrante del movimiento socipolitico, Atrevete_col. Integrado por jóvenes que entienden la importancia de la juntanza, de construir juntos y juntas, del caminar de la mano para lograr grandes cosas para la gente que más lo necesita, con la plena convicción de que la política es y tiene que ser para el servicio del pueblo y para las gentes más vulnerables y empobrecidas. Este movimiento nace desde en las calles de Cali, entendiendo la academia como una herramienta para el desarrollo de los pueblos, para trabajar por el buen vivir, los derechos y la dignidad de la gente. Dentro de mis proyectos futuros (aparte de los personales) seguir construyendo los espacios, para desde la política lograr cosas para la gente; ya que no se podrá acallar el ansia de un nuevo porvenir. También, seguir trabajando para poder lograr recuperar los dos humedales que se encuentran dentro de mi comuna en una situación de contaminación (proyecto en el que llevo trabajando un tiempo) ya nuestro planeta necesita de nosotros acciones urgentes.

Dayana, desde tu perspectiva multidisciplinaria (diseño idustrial/arquitectura/planificación, edil, líder socioambiental y defensora de DDHH) y, teniendo en cuenta que el Gobierno de Colombia incumple abiertamente el acuerdo de paz, ¿qué mecanismos le quedan a la población civil para retomar el progreso del país?; y si las vías democráticas como las elecciones, se agotan, los medios de comunicación y líderes de oposición están siendo perseguidos por el aparato estatal, ¿debe la población fungir como espectadora pasiva de su esclavitud?

Claramente, la población no debe fungir como espectadora. El ser humano, es un ser libre, la libertad es algo que está en su alma, en su ser y siempre ser humano se va arrojar hacia ella. Y eso está demostrado a lo largo de la historia, como cuando nuestros ancestros a pesar de ser esclavos durante muchísimo tiempo, en algún momento, el arrojo para alcanzar esa libertad les hizo construir caminos. Ahora bien, desde mi perspectiva como edilesa, diseñadora Industrial, lideresa social, activista social y ambiental, puedo decir que efectivamente este gobierno (y los anteriores) le ha faltado mucha voluntad política, ya que no han querido construir Paz, ni se preocupan por temas sociales, comunitarios; ellos los que nos des-gobierna vinieron para servirse a sí mismos, entonces, la muerte de líder social en Colombia, es para este gobierno es un muerto más, un número en el sistema, pero, para una comunidad la muerte de su líder, es la muerte de un proceso, es la muerte de un sueño, de un proyecto, de un cambio; porque estos líderes sociales están construyendo, tejiendo sociedad, tejiendo comunidad, tejiendo amistad, fraternidad, vecindad y rescatando a los jóvenes de la violencia. Ayudando a la gente a salir adelante a construir su proyecto de vida; generando esas oportunidades, oportunidades que la corrupción de estos gobiernos y el mismo Estado no ha sido garante del bienestar de los colombianos.

Como sociedad, solo nos queda el camino para retomar el país, es a través de la juntanza entre nuestras comunidades, en los barrios, todos esos grupos poblacionales, movimientos y todos esos lugares donde se construye donde se reúne la cultura, el arte, la diversidad, el color, la solidaridad de los pueblos. Esa juntanza que es tan urgente en un país como Colombia, que se desangra todos los días, no podemos seguir en un país que se queda callado frente a las injusticias, que no luche por la verdad. Por eso, es necesario tejer esperanza desde las comunidades para empezar a sembrar pequeñas semillas para el presente una Colombia diferente.

Una nación en paz, con progreso social e institucional, educación, salud y servicios básicos de calidad, puede enfocarse en los temas ambientales. Un país como Colombia, sumido en pobreza, inequidad, violencia y corrupción extremos, ¿realmente puede proteger las zonas de páramo, la selva amazónica y los ecosistemas frágiles?, ¿qué mensaje envías a la comunidad internacional frente a estos temas de interés mundial, siendo conscientes de que el gobierno actual y su bancada permiten por omisión la proliferación de actividades ilegales en dichos territorios y que no propende el debido cuidado a los líderes ambientales, ni al territorio, teniendo en cuenta que el Acuerdo de Escazú en su Artículo 3 establece los principios de soberanía permanente de los Estados sobre sus recursos naturales, pero además, es la principal herramienta de los activistas ambientales para su protección?

Esto es algo que duele, considero que Colombia es una nación que está en mora con la población civil. En temas sociales, educación, salud, seguridad y buen vivir para la población. El Estado, aún no ha podido resolver estos temas que aquejan a la pueblo, y que claramente son de vital importancia. Entonces, en un país donde el gobierno no puede ser garante de unos mínimos de derechos para tener una vida digna, mucho menos podrá ser garante en temas ambientales. Nos encontramos frente a la realidad de un gobierno corrupto que está más ocupado llenando sus bolsillos con nuestros impuestos, que en darle al pueblo lo que este merece. Un gobierno que aún no responde por los derechos de saneamiento básico en los territorios más apartados de Colombia; ahora expide una resolución 110 del 2022 desde el Ministerio de Ambiente (MINAMBIENTE) la cual autoriza la exploración minera en la Selva Amazónica, la Sierra Nevada de Santa Marta, el Chocó y otras zonas de reservas forestal, con su modelo extractivista explotando nuestros territorios.

De la misma forma, nos vemos enfrentados a la triste realidad de cómo nuestros líderes ambientales son perseguidos, criminalizados y asesinados. Líderes, que luchan por los territorios, que cuidan los bosques, los páramos, los ríos, las montañas y toda la diversidad de flora y fauna que se encuentra allí. Líderes ambientales, que se enfrentan a una guerra interna por el territorio, líderes que son vistos como “la piedra en el zapato” para los poderosos en Colombia, así de esta forma como este gobierno olvida lo pactado, y todos los principios firmados en el acuerdo de Escazú, el cual busca lograr ese cambio estructural para el desafío al cual la humanidad se enfrenta como es lo es el cambio climático. Por esto, es imperioso apoyarse en aquellos líderes y defensores del medio ambiente, otorgándole las garantías necesarias para que estos puedan fortalecerse y crear cooperación para el desarrollo sostenible de los territorios, pero en un país como Colombia, con la tasa más alta de líderes ambientales son asesinados se convierte en una tarea difícil. Entonces, cómo proteger estas zonas ambientales de todas estas problemáticas internas de esta nación, creo es un imperativo poder proteger los y las líderes sociales ambientales, las comunidades indígenas, los resguardos que protegen el territorio, proteger todos estos procesos ambientales con cooperación internacional efectiva. Ya que internamente con este gobierno nuestros defensores y defensoras ambientales terminan siendo asesinados. Como el caso de Breiner David Cucuñame, un niño ecologista de tan solo 14 años; al cual su vida arrebatada de esta tierra, en el país más peligroso para defender el medio ambiente, Colombia.

¿Cuáles han sido y son los aportes de la comunidad afrodescendiente en material social y ambiental de Colombia? y, ¿cuáles de estos han sido deslegitimados, invisibilizados y torpedeados por los dirigentes corruptos del país?

Los afrodescendientes de nuestra sociedad colombiana ha sido invisibilizados, despojados al hambre, al destierro y a la miseria; a lo largo de nuestra historia por gobiernos corruptos que no han hecho nada más que llevar a los y las afrodescendientes al olvido, y convertirnos en los “nadie”. A pesar, las pocas oportunidades que tienen estos pueblos, donde muchos jóvenes no logran siquiera terminar su básico escolar, y mucho menos alcanzan a llegar a la educación superior, es grande la necesidad, pero son tan pocos cupos. ¿Por qué los gobiernos de este país han sido tan crueles con el pueblo negro? ¿Acaso olvidan como nuestros ancestros, le dejaron a este país la independencia? Somos una nación diversa, pluri/multi cultural, donde nosotros y nosotras, los afro hemos jugado un papel importante para definir qué somos, y todos los aportes de nuestro pueblo negro materia ambiental, desde la huerta comunitaria, en la búsqueda de proteger los territorios, proteger el agua, los bosques, la selva, en materia social, en la cultura, gastronomía, literatura, arte y música en donde tenemos a grandes exponentes como: Nidia Góngora, Totó la Momposina, Petrona Martínez entre otrxs.

Aunque en las escuelas, ni en los libros de historia se hablen de la contribución de los pueblos negros; la juntanza, el tejer comunidad, desde nuestras raíces y construir barrio a dentro, desde sentarnos a comer alrededor de una olla comunitaria para calmar el hambre, hasta el bailar nuestros ritmos que alivian el alma y el dolor de nuestra patria. La solidaridad del pueblo afro, la búsqueda constante de reivindicar nuestra lucha, nuestra identidad, nuestra rebeldía y resistencia; resistencia que nos llevó a muchos y muchas al Paro Nacional #28A el Paro Nacional más largo de la historia de Colombia; Paro, en el cual aún no olvidamos nuestros y nuestras muertxs, los y las desaparecidos, víctimas de todos los sucesos acontecidos durante el Paro, de la represión a la protesta pacífica por parte de este gobierno. Entonces, en la búsqueda de recuperar de construir desde el pueblo para el pueblo, de reivindicar surgió la posibilidad de participar como voluntarios para la recuperación de las estaciones del transporte urbano de la ciudad, proyecto en el cual trabajé de la mano de un buen amigo, Miguel Ortiz, donde de manera voluntaria durante varios meses, presentamos un proyecto frente a las directivas de MetroCali MIO, funcionarios públicos de la administración de la alcaldía actual, los cuales quedaron sorprendidos gratamente con el proyecto, con mucho interés de implementarlo para las estaciones de transporte urbano, pero, esto al final no se dio por algo que siempre pasa en Colombia y eso es la falta de voluntad política. Nuestro proyecto buscaba visibilizar y reivindicar a través de nuestra identidad, y las de muchas comunidades, costumbres, movimientos y culturas que viven en Cali.

Entendemos, que la responsabilidad social que tiene el servicio de transporte urbano en las ciudades, ya que el transporte urbano es una parte esencial en las ciudades; por esto este proyecto se enfocó en la identidad de los y las ciudadanos en demostrar que somos una ciudad con una sociedad diversa; a partir de esa identidad y diversidad quisimos realizar temáticas en todas las estaciones de transporte urbano que representarán cada grupo poblacional, culturas, historia, arte, identidad, resistencia y color. También usamos de referente el clima de nuestra ciudad. Un ejemplo de esa reivindicación era una estación/corredor dedicada al pacífico Colombiano, a nuestro popular festival Petronio Álvarez; otro estación/corredor fue para las mujeres de nuestra sociedad, otro fue dedicado a nuestros ríos, otro estación/corredor fue dedicado a nuestra biodiversidad; ya que Cali es una ciudad con más de 500 especies de aves, donde muchos personas del exterior vienen a hacer avistamiento de aves en nuestra ciudad, entre otros ejemplos. Como lo mencioné antes, falta voluntad política. Yo por mi parte seguiré luchando para construir el país que sueño lleno de dignidad y resistencia, desde mi barrio, desde mi ejercicio como edilesa en mi comuna, desde el arte, diseño, desde la academia, desde las calles, desde mi ciudad seguiré y seguiremos caminando, abriendo caminos esto es solo el inicio de lo mucho que lograremos. ¡Resistencia y lucha!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba