Ángel Rodríguez

Soy Ángel Rodríguez, un joven venezolano de 19 años. La comedia se convirtió en una increíble fuente de autodescubrimiento, comencé a realizar obras de teatro gracias al Colegio Nuestra Señora del Valle, donde cursé toda mi formación media superior. Los compañeros de los diferentes grados me empezaron a apodar “Pepito”, el nombre del personaje que interpreté en mi primer encuentro con las artes escénicas.

Poco más de 7 meses pasaron para volver a subirme al escenario, en aquellas producciones también se llevaba un arduo trabajo de escenografía, por esta razón no se podían hacer tan seguido.

Sentí un llamado a formarme desde un punto de vista profesional y gracias a la constante invitación de quien considero una amiga y artista de nacimiento, decidí tomar mi primer taller de formación actoral con Alicia Plaza, actriz y cantante venezolana que ha participado en numerosas telenovelas tanto venezolanas e internacionales. Fueron varias semanas de entrenamiento, de seguir escudriñando en mis emociones, más en aquellas que no conocía.

Luego de eso, seguí investigando acerca del Teatro, tanto que pensé en estudiar artes escénicas como carrera profesional ya que estaba en mi último año de estudio y mi instituto me ofreció ser el encargado de un grupo que se estaba creando para hacer teatro, yo sin pensarlo acepté.

Actualmente estudio Comunicación Social y me dedico a crear contenido para mi cuenta de comedia @rieteconangel, allí cuento con más de 10k de seguidores, fruto del esfuerzo de 2 años en esta cuenta. Suena fácil, pero ha sido una montaña rusa con aciertos y desaciertos, de eso se trata la vida, por eso hay una palabra que me define es la Tenacidad, que me sostiene en momentos donde provoca dejar todo a un lado. Me propuse hacer comedia en Instagram para 2019, es algo que las personas siempre ven y aporta algo positivo a la vida, aquí estoy después de mucho esfuerzo con mi comunidad que apoya y está al pendiente de los diversos contenidos.

A ti que me estas leyendo quiero compartir lo que para mí es un poderoso mantra: “Todo viene en el momento justo, ni antes ni después”.

¿Cuáles consideras que son tus responsabilidades sociales y ecológicas como ciudadano y como Creador de Contenidos/Influencer?

Son las mismas responsabilidades que debe tener cualquier otro individuo en la sociedad, pero claramente se deben hacer las cosas desde la conciencia, reconociendo que existe un público al que debe motivarse a realizar positivamente las acciones del día a día, desde tirar los desechos en el bote de la basura, ayudar al adulto mayor a cruzar la calle, colaborar en la medida de sus posibilidades en organizaciones benéficas, hasta sembrar por lo menos una planta en casa con la consciencia de que es un ser vivo, que merece atención y cuidados. Siendo auténticos consigo mismo, teniendo en cuenta que la vida no es perfecta y que el creador/influencer solo muestra una pequeña parte de su realidad.

¿Cuáles son tus 3 héroes de las ciudades favoritos y por qué?

• Puño de hierro, por su humanismo, aun sabiendo que era un multimillonario nunca trato mal a nadie, no juzgaba las clases sociales y menos la posición económica de su alrededor.

• Bruja Escarlata, por la constante búsqueda de la felicidad, a pesar de haber vivido muchos traumas a lo largo de su vida.

• Halcón, por su amor a los animales, específicamente a las aves, que pocas veces son animales domésticos.

¿Cuál es tu peor villano de la ciudad y por qué?

Thanos, ya que, por su codicia y resentimiento, acabo con la vida de millones de personas y aún peor mato a super héroes muy queridos por el público.

¿Consideras que el humor, del tipo que sea, debe generar consciencia crítica y reflexión, sí o no, por qué?

Por supuesto, si bien el humor es una vía de escape a las controversias cotidianas, no debemos olvidar, que, por ejemplo: no sentirnos cómodos con alguna parte de nuestro cuerpo, no debe ser el detonante de una crisis a nivel personal.

Aquello que pensamos que tenemos mal, puede ser el regalo que Dios y la vida nos otorgaron, para sacarle el máximo provecho, un pelo muy rizado puede ayudarnos a recrear escenas de payasos en el circo, por lo menos la peluca ya la tenemos y es 100% natural. Busquen el por qué a las cosas, tal vez hay muchos que desearían tener ese tipo de cabello y tú que lo tienes, solo vives en una constante queja.

Grazie bella mia (gracias mi hermosa)

Ella ignoraba que el solo verla me hacía feliz. Ella incapaz de calcular mi deseo por encontrarla en el salón de clases, me fue enamorando con sus reflejos y sus ausencias. Bastaba una mirada para darme fuerza y para robármelas, pasó mucho tiempo hasta que decidí acercarme. Fue mi primer amor.

Cuando me hablaste por primera vez tenías una sonrisa destellante, que iluminaba todo a mi alrededor. No lograba sacarte de mis pensamientos, tampoco lo quería. El destino se ha encargado de cruzar nuestro camino, algún plan establecido habrá para los dos.

Es extraño cómo te quiero. Te quiero con momentos de risas y enfados. Con la seriedad que usas al hablar y cuando dibujas en mi rostro una sonrisa. No pretendo ser poeta por escribir estas líneas de amor, pero sí pretendo ser el hombre, que te enamore a partir de poesía. Dudé algunas veces si te merecía o sería insuficiente, ¿pero acaso no es quien se arriesga aquel que merece?

Seguro cometeré errores, soy imperfecto. Con imperfecciones te amo, a corazón abierto. No te obligaré a quedarte, si no quieres hacerlo. Lo que más anhelo es conquistarte siendo yo, el siempre torpe. Durante este confinamiento, tengo por rutina ver nuestras fotos juntos, transportarme a aquellos momentos, una acción de rebote que, por supuesto, retoma el camino a tus brazos. Las videollamadas rompen el hilo de la distancia y florece esta red de mariposas para que alcemos vuelo juntos. Los lectores considerarán meloso todo lo que comento, si estuviesen en mi lugar, observarán que no les miento.

Amiga, confidente, instructora y mucho más, virtudes te sobran, ni lo tengo que comentar. Momentos atípicos son la base de nuestro amor, como nieve en primavera, que se resiste a dejarla ir, fue algo repentino, no lo esperaba, no lo presentía, ¿quién dijo que todos los romances se forjan en sintonía? En ocasiones, es mejor que te sorprenda la vida. Aunque sus ojos no eran azules, encontré mi cielo en ellos. Por amores como el nuestro, grazie bella mia (gracias mi hermosa).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba