Andres Prada

Responder quien soy siempre es difícil, porque al igual que muchas otras personas tengo varios matices, aunque si tuviera que resumirlos, diría que soy y siempre he sido el jovencito curioso que pretende entender el cómo de la gente, de sus historias, de cómo contar algo con ellas, y es ahí donde radica el quién soy, un artista visual. Desde que tengo memoria siempre he sido alguien muy receptivo a los detalles, casi un obsesivo podría decirlo, al igual que muchos otros artistas me di cuenta que tenía dotes para la ilustración desde muy pequeño, y por suerte me sumergí a fondo en este mundo desde entonces, aunque en ese momento no supiera que me enamoraría tanto de ello. “Dibujaba” de todo y lo menciono entre comillas porque no eran más que malos dibujos garabateados de un niño de 6 o 7 años que apenas estaba aprendiendo a cómo usar una caja de colores correctamente.

Más adelante descubrí mi pasión por la zoología y fue donde todo cambio, pues quería saber cómo era que un cuerpo funciona (hablando desde lo anatómico y la estética que ello puede tener), así que no lo dude mucho y me inscribí a la carrera de artes de la Universidad Industrial de Santander, para aprender lo que me hiciera falta allí. Durante los 5 años de carrera me enamoré cada vez más de mi profesión e incluso pude encontrar varios estilos propios (tema con el que muchos artistas sufrimos, pues la mayoría queremos que se nos reconozca por una forma específica de hacer nuestros trabajos, una identidad).

Allí conocí el hiperrealismo, el cómic y la acuarela, tres disciplinas de los cuales me apropie y estudié hasta el hartazgo, y de los cuales, solo en las ultimas dos me desenvuelvo profesionalmente, pues a diferencia del hiperrealismo, estas nunca me aburren; siempre puedo hacer cosas nuevas y no ceñirme a estructuras reales, sino a las que mi propia mente dicte y siendo realista, me ayudan a dejar ser el Andrés cuadriculado que suelo ser siempre.

He participado en múltiples exposiciones las cuales agradezco mucho, porque siempre he aprendo cosas nuevas y maneras de ver de otros colegas, aunque las que más estimo han sido este mismo año 2021, siendo que fue la primera vez que participe de manera internacional con la universidad de Palermo en Argentina en su espacio (Semana Virtual del Diseño). Y en la exposición local (Todos los artistas) un espacio, donde resulté siendo uno de los artistas premiados de la exposición, y donde también el Museo de Arte Moderno de Bucaramanga adquirió mi obra para su colección personal. A demás de ello, también incursioné en la escritura, con una novela que surgió de la creación recurrente de un personaje, que al momento de responder a Libresta, está participando en el XV Concurso Nacional de Novela y Cuento de la Cámara de Comercio de Medellín.

Entre mis proyectos actuales y futuros esta la formación de una marca, junto con mi mejor amigo, quien es diseñador de modas, en la cual uniremos nuestros talentos, dándole él forma a las prendas, y yo poniendo color e identidades a ellas con mis ilustraciones, que estarán inspiradas principalmente en la cultura de los pueblos colombianos.

Andrés, desde la ilustración ¿Cómo expondrías los valores de la navidad propuestos por Libresta (humildad, gratitud, generosidad, solidaridad, perdón, reconciliación y renacimiento) de forma que sensibilice a niños y jóvenes?, ¿Cuál consideras el más importante al momento de crear una pieza que defina la navidad?

El solo pensar en la pregunta me proyecta inmediatamente a un cuento ilustrado con imágenes de un estilo propio de la ilustración infantil, donde las composiciones son amables de entender y los colores invitan al espectador a imaginar el estar allí; en el que la narración relata alguna historia con un conflicto el cual resolver (quizás algo no tan típico y trillado como los de la televisión), aunque admito que sería difícil escribir e ilustrar desde luego, algo que atrape tanto a niños como jóvenes más adolescentes, por la diferente forma de ver que se tiene de dicha época. Aunque de lo que sí estoy seguro, y que es importante para conectar con una pieza navideña e incluso cualquier otra, es que debería ser un trabajo que este dentro del contexto del público, nada alejado de la realidad o cánones ajenos a la cultura del espectador, no hay nada que mate más la conexión e identificación con una pieza artística que esto último, porque estoy seguro que tenemos visiones distintas de ver, sentir y celebrar la navidad, ya sea por nuestra cultura o posición geográfica.

¿Cómo se puede relacionar tu ámbito laboral con el cambio climático?, ¿Consideras que desde tu trabajo se puede y debe generar consciencia para combatir el deshielo polar?

Existe una ventaja que el arte tiene sobre otras profesiones, y es el hecho de que como artista te retroalimentas de todo, literalmente puedes hablar de cualquier temática, campo, o en este caso problemática, ha habido artistas que han hecho piezas excepcionales sobre el cambio climático y que, en lo personal, son trabajos visualmente poderosos, como The Weather Proyect (2013) de Olafur Eliasson, donde puedes ver la mirada distópica de lo que podría ser un paseo por el parque sino se hace algo ya. Tomando la pregunta de si considero que mi trabajo puede y debe generar conciencia, es un rotundo sí.

Parte de mi obra artística está ligada a los animales, por lo cual son sumamente importantes para mí, tanto como artista y como persona, creo que si alguien pudiera vivir lo que se vive en las zonas afectadas tomarían más conciencia de ello, algo así como una pieza que te obligue, definitiva y rotundamente, a estar incómodo y que te abra los ojos de lo que pasa en el mundo, quizás alguna instalación gigantesca llena de basura mal oliente, la cual tuvieras que recorrer para llegar a tu alimento, como lo deben hacer lamentablemente muchas personas y animales.

El amor es una fuerza absoluta que convierte al débil en poderoso y al bravío en el mayor temeroso. ¿Es posible capturar el amor en una ilustración?, ¿Consideras que el arte debe hacerse con intención emocional o visceral?

Considero que el arte debe hacerse con un objetivo, no solo ser lo que la mayoría del común considera que es el arte, que es sólo ser una pieza realizada con maestría por algunas manos prodigiosas. Sea emocional o visceral (que al final son maneras y formas que el artista decide) debe ser claro, e intentar remover fibras, que es lo que al final busca el arte. Creo que es posible capturar el amor en las ilustraciones, recordando que hay muchas maneras de demostrar este sentimiento, yo mismo suelo dibujar escenas así, personas cuidándose, besándose, simplemente siendo con el otro.

¿Consideras que los flujos emocionales que los artistas y figuras icónicas imprimen a sus obras y acciones, infieren en el desarrollo óptimo o no, de los territorios?, ¿Cómo?

Sí, en definitiva el trabajo de un artista, cuando es principalmente social, sea para denunciar u ayudar en algún conflicto, debe hacerse con mucho cuidado, y casi desde fuera, algo así como un investigador, porque no se debería dejar que nuestros juicios morales interfieran en el desarrollo de dicho proyecto, pasa por ejemplo, en una de las ramas del arte, llamada arte comunitario, en el que el artista propone un plan, para un grupo específico de personas en el que generalmente se va a desarrollar una actividad, que paulatinamente debería reforzar el carácter colaborativo de dicha comunidad, es entonces cuando el artista debe dejar fuera sus prejuicios hacia cierto tipo de personas e intervenir en pro de la experiencia comunitaria, un ejemplo de desarrollo óptimo en un territorio, es cuando un artista o grupo de estos, propone que un barrio, generalmente de las zonas populares, le den una identidad al sitio, principalmente con murales o pintura de otros estilos, y es allí, cuando todos se empiezan a ver como una única comunidad, un grupo que entre sus diferencias, comparte un mismo espacio.

Gripe.

El día que la soledad se enamoró de mí

Cerbero.

1 comentario en “Andres Prada”

  1. Jairo Stiven Hernández

    Sin duda un gran artista de Bucaramanga, un joven con mucho potencial, sus obras como se menciona son muy versatiles, algunas viscerales otras muy románticas depende del contexto, pero, todas ellas cargadas con mensajes que despiertan la imaginación y el sentido social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba