Ana Belén Beas

Soy Ana Belén Beas, una actriz que canta y baila, y gracias a esto se me ha permitido trabajar en prestigiosos musicales tanto de Broadway como de creación propia. Mi primera formación fue en la Escuela de Arte Dramático y Danza de Murcia, España. Luego viví en Los Ángeles, California allí estudié la Carrera de dirección y producción de cine y televisión, en esta etapa tuve la oportunidad de trabajar en el teatro Ricardo Montalbán, también en televisión en cadenas como Telemundo, Azteca América, Televisa de México y esto me permitió conocer a grandes figuras tanto del mundo del cine, como de la televisión y teatro empezando por el mismo Ricardo Montalbán cuando vivía, Quentin Tarantino, Jessica alba, y muchas más personalidades pero, lo que más rescato de todas esas vivencias es el aprendizaje, me encanta viajar y trabajar en distintos países porque esto me permite aprender cómo se trabajar en cada país y sobre todo aprendo que no hay una verdad absoluta, ni una sola manera de hacer las cosas, hay varias y si todas se hacen con pasión, con el corazón, orden y perseverancia pueden funcionar.

Me encanta absorber todo el aprendizaje tanto detrás como delante de la cámara. Mi primera vez en un escenario fue a mis tres años, desde ese momento hasta hoy se ha convertido en mi lugar favorito, es donde me siento segura y feliz ya que este me permite vivir la vida que me gusta, viajar de un lado a otro expresando mi arte y logrando que el público viva diferentes emociones y que salgan de su rutina.

En los últimos cuatro años, he vivido en Buenos Aires donde he protagonizado varias obras en los teatros más importantes de la Avenida Corrientes como el Opera, el Nacional, el Coliseo, el Picadero, Regina; en estos he tenido la oportunidad de trabajar con los mejores directores y también con los mejores actores, como trabajar bajo la dirección de Juan José Campanella. Uno de los logros más importantes en Argentina fue estrenar y protagonizar un musical de mi autoría, donde me lancé por primera vez a escribir, este tuvo una producción de más de treinta personas en escena, casi ochenta familias trabajando tanto delante como detrás de escena, 120 metros de pantalla led, entre otras, este musical tuvo un éxito fascinante. Fue muy gratificante para mí ya que llevo 10 años difíciles donde persistí a pesar de muchas circunstancias.

Actualmente tengo varios proyectos, una obra de teatro en Argentina que se encuentra atrasada por el COVID, una serie de televisión para una plataforma que empezaré a grabar en julio, también, acabo de terminar una participación en una película con Antonio Banderas y Penélope Cruz que se estrenará el año próximo, y un par de obras en Madrid, tanto para protagonizarlas como también algunas para producirlas ya que en este tiempo lo que también he hecho es crear mi propia productora El Tío Caracoles junto a Miguel Ángel Chulia donde apoyamos nuevos talentos y le damos rienda suelta a la creatividad.

En los proyectos tanto presentes como futuros, ahora mismo estoy terminando mi temporada en Comarcal televisión de Murcia, que, por supuesto ha sido todo un reto para mí ponerme en frente de la cámara, ahora como presentadora, pero así mismo ha sido una etapa muy gratificante. También, en esta época de cuarentena me lance a componer música y he lanzado dos canciones, una de ellas No estás que trata sobre aquellas personas que extrañan a sus seres queridos, pero, por la situación que atravesamos no pueden estar juntos y la canción Superhéroe junto a David Alma, esta habla sobre la Amistad y el valorar los pequeños momentos. Además de esto, en época de cuarentena estuve participando en series, una online llamada Mujeres irreversibles, y Viudas.

“De los momentos que pensamos son negativos o malos, pueden sacarse cosas positivas, simplemente debes persistir porque los sueños se cumplen.”

¿Cuáles consideras que son tus responsabilidades sociales y ecológicas como ciudadano y como artista?

Al ser un referente de miles o pocas personas debo tener mucho cuidado con lo que digo y hago, mi forma de ser en general en la vida es muy optimista, trato de sacarle lo positivo a todo, trato de sacar siempre una enseñanza que me ayude a ser mejor primero como persona y luego como artista, porque si eres buena persona, eres buen artista, por esto para mi es muy importante aprender de todo, en eso soy muy exigente conmigo y siempre estoy muy crítica para mejorar. Trato de hacerlo con mis mensajes, con mis ejemplos, y tratando de cuidar lo que tenemos, pues tenemos este planeta que es maravilloso y debemos cuidarlo, nuestra familia, nuestros amigos, nuestro público. A veces somos muy exigentes con los demás y debemos pensar que nos equivocamos sin querer y con esa vara debemos medir al otro, dar una oportunidad antes de juzgar. Ser empático y comprensivo con el mundo, pero lo más importante es serlo en las pequeñas cosas del día a día.

¿Cuáles son los héroes y villanos de las ciudades?

Considero que los mayores titanes, después de esta etapa por supuesto que son los sanitarios que han estado ahí dándolo todo por los otros, dando el 100% sin importarles ellos mismos, pero también existen muchos anónimos que no les ponemos nombres ni caras, esas mujeres y abuelos que en sus casas realizan mascarillas con sus máquinas de coser.

Y desde luego los artistas en donde me incluyo porque hemos demostrado dar de una forma desinteresada para que las personas estuvieran en sus casas con un poco de felicidad, contando cuentos a niños, hacienda lecturas, ayudándoles a sanar su corazón y su alma, así como los sanitarios cuidan de la salud, también es muy importante cuidar de las emociones de las personas para que estén bien.

En este momento los peores villanos son tanto en el mundo político, económico, comercial, como también el día a día de nuestro entorno, son aquellos que se aprovechan de cualquier debilidad para sacar partido, esto me resulta muy egoísta y muy cruel.

¿Cuáles son los atributos fundamentales que debe tener un actor para ser considerado héroe o villano?

La honestidad, ya que, si uno es íntegro con lo que está sintiendo, podrá transmitir tanto al héroe o villano, debe abrir su corazón y entregarse 100% y la verdad.

¿Cómo podemos forjar héroes en nuestros niños?

Los niños tienen que crecer tratando de elegir siempre lo bueno sobre lo malo, es decir, en este mundo hay de todo, bondad y maldad, en la vida mientras crecemos debemos elegir, aunque sea difícil aquello que nos hará mejores, aquello que en su desarrollo nos convertirá el día de mañana en mejores personas que dejaremos una huella en el mundo positiva.

Siempre me cuestiono, si me muriera, ¿qué diría la gente de mí? Esto es muy importante y considero que es la mayor huella que podemos dejar, cuando todo haya terminado, que mires hacia atrás y digas hice todo lo posible para hacer feliz a los demás, para dejar algo positivo, y estos niños deben pensar que son el futuro de este planeta y que tienen que crecer siempre eligiendo aprender qué pueden hacer por el otro, qué pueden hacer por la tierra, y si piensan así dejarán huella, en cualquier cosa que hagan en su profesión o carrera, elijan lo que elijan.

Los niños tienen que verse como los héroes de la televisión o películas que salvan el mundo, bueno, tienen que crecer cuestionando cómo puedo ser un mejor superhéroe, empezando por sus hogares, cómo pueden hacer la vida más fácil y más alegre a sus familiares, preguntándose cómo aprender para ser mejores tanto a nivel personal y profesional.

Todos aquellos que me están leyendo: nunca dejen de soñar, y si llega un momento en su vida en el que no saben cuáles son sus sueños, tómense el tiempo de cerrar los ojos y de pensar qué es lo que los hace feliz, qué es lo que les llena el alma y el corazón, y que cuando encuentren sus sueños empiecen a caminar y los lleve hacia ellos.

En el trayecto habrá muchas piedras, circunstancias personales, pero no se rindan, el ser humano es capaz de soñar porque puede conseguir sus ideales, de lo contrario, no tendría esa capacidad de triunfar. Mi mayor mensaje para ustedes es ese, sueñen, sigan soñando y no se rindan nunca.

Los artistas, en donde me incluyo, porque hemos demostrado dar de una forma desinteresada para que las personas estuvieran en sus casas un poco de felicidad, contando cuentos a niños, hacienda lecturas, ayudándoles a sanar su corazón y su alma, así como los sanitarios cuidan de la salud, también es muy importante cuidar de las emociones de las personas para que estén bien.

En este momento los peores villanos son tanto en el mundo político, económico, comercial, como también el día a día de nuestro entorno son aquellos que se aprovechan de cualquier debilidad para sacar partido, esto me resulta muy egoísta y muy cruel.

¿Cuáles son los esenciales atributos que debe tener un actor para ser considerado héroe o villano?

La honestidad, ya que, si uno es íntegro con lo que está sintiendo, podrá transmitir tanto al héroe o villano, debe abrir su corazón y entregarse 100% y la verdad.

¿Cómo podemos forjar héroes en nuestros niños?

Los niños tienen que crecer tratando de elegir siempre lo bueno sobre lo malo, es decir, en este mundo hay de todo, bondad y maldad, en la vida mientras crecemos debemos elegir, aunque sea difícil aquello que nos hará mejores, aquello que en su desarrollo nos convertirá el día de mañana en mejores personas que dejaremos una huella en el mundo positiva.

Siempre me cuestiono, si me muriera, ¿qué diría la gente de mí? Considero que es la mayor huella que podemos dejar, cuando todo haya terminado, que mires hacia atrás y digas hice todo lo posible para hacer feliz a los demás, para dejar algo positivo, y estos niños deben pensar que son el futuro de este planeta y que tienen que crecer siempre eligiendo aprender qué pueden hacer por el otro, qué pueden hacer por la tierra, y si piensan así dejarán huella, en cualquier cosa que hagan en su profesión o carrera, elijan lo que elijan.

Los niños tienen que verse como los héroes de la televisión o películas que salvan el mundo, bueno, tienen que crecer cuestionándose cómo puedo ser un mejor superhéroe, empezando por sus hogares, cómo pueden hacer la vida más fácil y más alegre a sus familiares, preguntándose cómo pueden aprender para ser mejores tanto a nivel personal como profesional.

Para todos aquellos que me están leyendo: nunca dejen de soñar, y si llega un momento en su vida en el que no saben cuáles son sus sueños, tómense el tiempo de cerrar los ojos y de pensar qué es lo que los hace feliz, qué es lo que les llena el alma y el corazón, y que cuando encuentren sus sueños empiecen a caminar el camino que los lleve hacia ellos, en el trayecto tendrán muchos no, habrán muchas piedras, habrán muchas circunstancias personales, pero no se rindan, el ser humano es capaz de soñar porque puede conseguir los sueños, de lo contrario no tendría esa capacidad de soñar. Mi mayor mensaje para ustedes es ese, sueñen, sigan soñando y no se rindan nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba